´77 Seventy Seven + The Mothercrow
La [2] de Apolo - Bcn


15.02.2019
La [2] de Apolo - Barcelona
Curtcircuit


Buena entrada en la remozada sala [2] de Apolo para volver a ver a unos de los hijos pródigos de la Ciudad Condal, ya que hacía tiempo que no actuaban en directo en la ciudad. Pero antes de 77 y con ya buena afluencia de gente salieron a escena The Mothercrow, emergente banda de la escena local. Esta era la tercera vez que les podía ver en directo, y sin duda ha sido la mejor de todas ellas. Se nota que el rodaje cogido y la grabación de su primer disco -que verá la luz dentro de poco- les ha hecho crecer como banda y ofrecieron un recital soberbio. Su rock de tinte retro setentero gustó al público y mostraron mucha solidez tanto como instrumentistas y como performers, con especial mención a su vocalista Karen que tuvo dominio del escenario, logrando que las miradas se fijaran en ella. Su faceta de vocalista es incuestionable y sabe cómo ofrecer entretenimiento (y a veces bebida) al público. “Lizard Queen” o “Revolution” sonaron robustas (por poner dos ejemplos) y por supuesto nos dejan con ganas de tener ya en las manos su primer larga duración.


Tras este imponente entremés les tocaba la vez a los protagonistas de la noche 77, que como es habitual en ellos dudo que dejaran a nadie insatisfecho. Saben hacer de cada concierto suyo un acontecimiento y con un sentido de la estética impecable, ese logo hecho de bombillas a la KISS habla por sí solo. Empezaron con “Bread & Circus” de su último álbum, el no exento de cierta polémica ‘Bright Gloom” por su aperturismo estilístico. Pero fue cuando empezaron a desgranar sus viejos himnos a la AC/DC como “High Decibels” o “Down And Dirty” cuando el público perdió la chaveta. No hubo marcha atrás y aquello se convirtió en una celebración del Rock & Roll por todo lo alto, de esas que te pegan en el pecho. Y tratándose de fiesta no podían faltar amigos en el escenario como su productor Refree.


Sin prisa pero con muy pocas pausas iban cayendo las tonadas sin parar y el jolgorio iba in crescendo, especialmente cuando LG Valeta decidió pasearse por toda la sala (barra incluida) para ir disparando solos de guitarra a discreción en “It’s Alright”. Llegaban los bises y con público y banda con ganas de más jarana, recta final que se inició con una muy apropiada versión del “We Will Rock You” en clave ‘Live Killers’. Más energía y sudor en la acertada para los tiempos que corren “I Want My Money Back”. “Big Smoker Pig” llevó al escenario a su ex bajista, el frenético Aitor Rau y la cosa acabó con toda una declaración de intenciones y principios; “We Want More Rock And Roll”. La cosa ya no daba para más, pero 77 reconquistaron a la audiencia de su ciudad (si es que alguna vez la habían perdido). Maximum Rock’n’Roll, sin duda,

Texto: Xavi Martinez
Fotos: Manuel Alferez