84 Aniversario Elvis - Elvis & Friends
Luz de Gas - Bcn


12.01.2019
Luz de Gas - Barcelona


Imaginar no es sólo una necesidad artística, es el aire que llena los pulmones y la sangre que corre por las venas bombeada por el corazón. Imaginar es todo cuanto hacemos porque, sin imaginación, no hay sonrisas, alegría de vivir y de disfrutar la aventura de la vida. Aunque, a veces, vivir sea mucho más que una aventura y haya infantiles ojos, ávidos de imaginar, que sueñan con lo que ocurre más allá de unas paredes tomadas por el eco de las máquinas que les mantienen con vida. Héroes reales, no imaginados, cuyo estoicismo ha llevado a imaginar y crear “Somos Nupa”, una asociación española sin ánimo de lucro de niños, adultos y familiares afectados de fallo intestinal, trasplante multivisceral y nutrición parenteral que, entre la muchas cosas que no se permiten dejar de hacer, es la de imaginar. E, imaginando, quizá, jamás habrían imaginado que un buen montón de admiradores de aquel que será siempre el Rey del Rock and Roll, organizarían en beneficio de “Somos Nupa”, la celebración del que habría sido el octogésimo cuarto cumpleaños de su ídolo, Elvis Presley. En su cuarto año de conmemoración del aniversario, el “Club Elvis España”, como en los precedentes y a imagen de su ídolo, ya entonces muy comprometido socialmente, invitaron a más de una treintena de músicos de primerísimo nivel, apoyados por miembros del soporte técnico y humano, a participar solidariamente en el evento “Elvis & Friends” el pasado día doce de enero en la Sala Luz de Gas, de la siempre Layetana ciudad.
Una fiesta que iniciaron Joaquín Luque y Juanjo Molina, presidente y vicepresidente del “Club Elvis España”, tras conseguir acallar el comecome lógico de las más de setecientas personas que atestaban la sala.

Juanjo Molina y Joaquin Luque

Una presentación escueta, como bien aseveró Joaquín, a causa de un repertorio con una treintena de temas del Rey del Rock & Roll, como no podía ser de otra manera. Así, ambos, se limitaron a agradecer el gran esfuerzo de sus invitados, por hacer un hueco entre sus actuaciones, a la Sala Luz de Gas por ceder el espacio gratuitamente, a técnicos y a asistentes por su innegable predisposición y profesionalidad. A Senén Armengol, según palabras de Joaquín, uno de los máximos culpables de que un evento así pueda llevarse a cabo y que, como otros años, se iba a encargar de presentar pero un inoportuno resfriado se lo impedía, aunque no pudo evitarle presenciar el espectáculo. También a Santi Carulla, mítico cantante de “Los Mustang”, cuya participación estaba anunciada pero finalmente, a causa de una infección no pudo si quiera hacer acto de presencia. Evidentemente, a ese público solidario que, cada año, ha ido en aumento y en el presente casi atestaba la sala y, desde luego, a los que representaban a quienes, imaginar, conlleva tantas connotaciones, Alba R. Santos, represéntate de “Somos NUPA”, Marc y Álex.

Alba, Marc, Alex y Joaquin Luque

Tras el vídeo “Imagina” de la asociación “Somos Nupa”, donde con la crudeza de una realidad aliena a la mayoría de las personas, explican la finalidad y funcionalidad de “Somos Nupa”. Alba matizó alguno de los puntos, recordó que junto a la barra había unas mesas con productos de la asociación e información detallada para el voluntariado, agradeció la solidaridad de los presentes, de los músicos y profesionales que respaldaban el evento, al “Club Elvis España” y, cuando ya se despedía para dar paso a las sonrisas y diversión que, ella y todos, son muy conscientes que incluso en la peor de las situaciones, a veces, es la mejor de las medicinas. Marc quiso explicar su agradecimiento a las personas conscientes de la importancia de la donación de órganos, él, como ya había dicho Alba, quince años atrás necesitó y tuvo un trasplante multivisceral y, aún con una medicación continuada, podía llevar una vida normal de adolescente. Álex, por su parte, cuando se encontró con el micro, su juventud, un niño de mirada curiosa y ojos abiertos como platos tras los cristales de sus lentes disfrutando y emocionándose con todo lo que le rodeaba, poco más que pudo decir un “Hola y, nada, que muchas gracias”. Dando, ruborizado, el pistoletazo de salida para que se iniciara la gran fiesta, “Elvis and Friends”, en conmemoración del que habría sido el octogésimo cuarto aniversario del Rey del Rock&Roll, Elvis Presley.

Y comenzó con Augie Burr como maestro de ceremonias frente a su “Elvis Tribute Band”, con David Bird, al piano; Luis Martín, bajo y contrabajo; Maren Pérez, guitarra eléctrica; y Armand Albertí, batería; lanzándose directos, Augie, aún sin su guitarra acústica, pero derrochando a través del micro esa voz elvisiana de la que tanto disfruta, con una nada improvisada miscelánea de los temas “Medley heartbreak hotel”, “Hound dog” y “All shook up” que hicieron mucho más que vibrar a un público ávido de rock & roll de su Rey.

David Bird (ETB)

ETB

Fue el comienzo de la locura, no sólo por la música y esos clásicos de Elvis que, todos, coreaban y ovacionaban, sino por organizar a tanto músico entre candilejas y escenario. El trajín entre bambalinas había dado comienzo y el turno, mientras lo presentaba Augie, era de los componentes del grupo “Cucarachas enojadas”, el vocal Miguelón Rodríguez y el guitarra Juan Carlos Laguna, con el tema “My babe” y Nuria Almazán, derrochando su voz en "Proud Mary", antes de dar paso a Jofre Bardagi. Rey del verde claro, se lanzó con “Always on my mind” y, el público, incapaz de hartarse de temas de su ídolo, Elvis, no pudo más que corear y tararear la inmortal disculpa de aquel grande de Tupelo. Quizá, uno de los primeros temas en que, lejos del fondo amoroso que caracterizaba a el Rey, él reconocía a la mujer más allá del objeto o la conquista tras la batalla.

Miguelón Rodriguez

Nuria Almazán

Juan Carlos Laguna y Luis Martin

Jofre Bardagi


Y, tras Jofre, “Dinamita pa’los Pollos”, Reyes Torio, que jamás será la última llama, sino, “La Llama” el fuego eterno sobre el escenario, se lanzó con “His latest flame” elevando la temperatura de la sala como sólo ella puede hacerlo. Una exaltación que descendió, no por la falta de calidez, sino por el ritmo de los dos próximos temas, “As long as I have you” e “If I can dream”, porque Fernando Lavado, el siempre Gato Loco, podía soñar perfectamente con cantar ambos temas y embargar el romanticismo del respetable. En ese punto del concierto, ya enajenado, despojándose de prendas, obligadas por la época del año, que empezaron a sobrar, no sólo por el cúmulo de solidarios fans del mítico Rey, sino, por la candencia que la música y sus intérpretes habían provocado.

Reyes Torio

Fernando Lavado

Llega el turno de abandonar batería y bajo para Luis y Armand, cediendo su lugar a unos Rebeldes imperecederos, Aurelio Morata, al contrabajo y voz y Moises Sorolla, a la batería, para lanzarse, con Augie a la guitarra acústica y, claro, también a la voz, con el tema “Baby what you want me to do”. Acto seguido, fue David quien dejó su sitio en el piano para que lo ocupara el maestro Lluis Coloma y, como era de esperar, se marcó un solo de piano con “Just Because” que, aunque ya lo hubieran hecho Aurelio, Moi y todos los anteriores, el público tras escucharle, no pudo por menos que romper en una cerrada ovación.

Aurelio Morata y Moises Sorolla

Lluis Coloma

No había tiempo para respirar, salvo para el respetable que no dejaba de humedecer el gaznate mientras Aurelio y Moi abandonaban el escenario y regresaban Luis y Armand para no dejar su lugar hasta el final, coincidiendo con la entrada de otro antiguo Rebelde hoy en día, sublevado e insurrecto, Dani Nel·lo con su voz metálica, ese saxofón inconfundible y sublime. “Shake, rattle & roll” con la “Elvis Tribute Band” casi al completo, Dani y Lluis, con el que a mitad de canción David, tocó a cuatro manos, destrozaron por completo los cinco e incluso seis sentidos del respetable.

Dani Nel-lo

Lluis Coloma y David Bird

Afortunadamente, aunque más tarde a todo el mundo se le habría hecho corto, el tiempo parecía no pasar a causa de ese innegable virtuosismo de cada uno de los intérpretes, los temas parecían eternamente cortos, las notas, evidentemente, mucho más que en su tiempo, asemejaban no dejar de sonar y el público, dichoso y eufórico, pedía más. Y, desde luego, más tuvieron, Lluis se marchó a la par que entraban “The Velvet Candles”, Eddie Peregrín, Singer Mamen, Miguel Ángel García y Juan Ibáñez, Augie, también miembro del grupo, ya se encontraba sobre el escenario, de hecho no lo abandonó. Como anfitrión que ejerció, les presentó y despidió a Lluis e, incluso, quizá no en ese instante pero sí en algún otro de su oratoria entre tema y tema, pidió la vuelta de “Taboo Burlesque”, ese enorme espectáculo que, quien lo disfruta una vez, necesita repetirlo una y otra vez. Si bien, tocaba continuar con el no menos pedazo espectáculo de la conmemoración del que habría sido el octogésimo cuarto cumpleaños del Rey y, claro, que mejor tema que “Litle Egypt”, donde el saxo de Dani y las voces de “The Velvet Candles“ volvieron a doblegar a un público felizmente sometido.

Dani, Augie y Velvet Candles

Velvet Candles

En una noche especial, no solo por la solidaridad del público, sino, precisamente por aquellos con los que se era solidario “Somos Nupa” y, desde luego, porque no hay mejor manera de disfrutar de un ídolo al que es imposible presenciar, que con unos músicos de caché, no ya indiscutible, sino, inestimable que, además, son fans de ese ídolo, el Rey del Rock & Roll, Elvis Presley. Porque, los que están en el escenario, disfrutan casi más que el mismo público y, eso, convierte el espectáculo en un show en el comedor de un hogar donde, todos, son uno solo. Y, desde luego, para los temas "Can’t help falling in love” y “Sweet sweet spirit” el local se convirtió en esa sala de estar donde, especialmente en el segundo tema, en ambos sin Dani Nel·lo, donde “The Velvet Candles” demostró la impresionante cualidad de sus cuerdas vocales, cantando a capela.

Velvet Candles

Velvet Candles

Y, quién sorprendió, quizá por su profesión, la de actor, fue Miquel Fernández que con toda al “ETB” y parte de “The velvet Candles” cantó “The wonder of you” y “Love me tender” dejando, como el resto, un listón muy alto, si bien, el siguiente en ascender al escenario, en cierto modo, muy lejos del estilo elvisiano, Sergio Ortíz.
Precisamente, lo que le provoca son los grandes retos, aún más siendo el vocal del ancestral grupo “The Smoking Stones”, primero con el tema “You’re so square” y, después, junto a Ferran Corbalan, éste quizá más cercano a el Rey con su banda “Abbey Road” que tributa a los no menos inmortales, “The Beatles”, el tema “Blue suede shoes”, para continuar, ya sin Sergio, con “Something” y “Yo no vivo sin ti” y dejar paso a una cantante y compositora que se ha metido a medio país en el bolsillo.
Tori Sparks, casi siempre acompañada por “El Rubio” y Calamento, o lo que es igual, Ramón Vagué; Pepe Camacho; y Xavi García., se lanzó con “My babe left me” con esa inconfundible voz americosureña aflamencada que, como el resto y como está a punto de hacer en la otra mitad del país, arrobó hasta el último de los espectadores. Como demostró la cerrada ovación que le dedicaron cuando acabó su aportación a la noche.

Miquel Fernández

Ferran Corbalan

Sergio Ortiz (Smoking Stones)

Tori Sparks

La cual, continuó con otra ovación, ésta para la aparición del incombustible Jimmy Barnatán, con dos de sus “The Cocooners”, Angel Camacho, al bajo y Sergio González: a la guitarra, que arribaron por los pelos a su actuación, demostrando su innegable compromiso profesional y artístico, aportaron con el carismático talante al unísono con la voz de Jimmy dos temas del Rey, “Love me” y “King Creole”. Dejando la sala y a sus ocupantes, a esas alturas del concierto, completamente extasiados por esa, nunca, sobredosis del Elvis, sin embargo, quién mejor para continuar machacando a un público encantado que, de nuevo, “The Velvet Candles” y los dos Dani de “Mambo Jambo”, el guitarra Dani Baraldés y, de nuevo, Dani Nel·lo con su mágico Saxo, del que fue posible disfrutar y de largo con el tema “Milkcow Blues”. Antes de dejar paso a uno de los primeros fans del Rey, quizá, el propio Rey de ésta tierra de conejos.

Jimmy Barnatán

Sergio González y Angel Camacho (The Cocooners)

The Cocooners

Dani Nel-lo y Dani Baraldés

Francisco Heredero, cantando una adaptación, “Aquella capilla” e “It’s now or never” como si no hubiesen pasado los años para su voz que, no, para su talante, emocionado ante la afectuosa y admirativa ovación de cerca de setecientas voces y mil cuatrocientas manos. Que, si bien, todos eran conscientes del largo cartel del evento, se sorprendieron ante la aparición de Javier Gurruchaga y Jaime Stinus en el escenario. Javier, showman donde los haya, llevó al público hasta mucho más allá del límite rebasado, con “That’s Allright” y “Mistery Train”. Demostrando que un artista comprometido es capaz de obviar el cansancio de los viajes y la actuación la noche anterior hasta altas horas de la madrugada, junto a su inseparable guitarra, Jaime o, lo que es igual, Jaime junto a su inseparable showman, y derrochar su artisticidad y su talento, además de su innegable admiración por el conmemorado.

Francisco Heredero

Javier Gurruchaga

Francisco Heredero

Jaime Stinus

Ellos, casi, ponían el final, la guinda del pastel que fue rodeada, y nunca mejor dicho, por Marina Salvador y sus “Burlesque Girls”, casi escondiendo la figura de Augie cantando el último tema, “Viva Las Vegas” que, no hay duda, acabó por alzar de tal manera la temperatura entre el público, que acabaron completamente extenuados. Y, cuando, finalmente, con la treintena de artistas y parte del personal técnico y humano sobre el escenario, además de Joaquín y Juanjo, presidente y vicepresidente del “Club Elvis España”, Alba, Marc y Álex, de “Somos Nupa”, el respetable apenas pudo aplaudir durante unos segundos iniciales que, no hay discusión, se enalteció en una cerrada ovación agradecidos por la increíble conmemoración del octogésimo cuarto cumpleaños de Elvis Presley. Satisfechos por esa pequeña aportación a tamaña empresa como es la que lleva a cabo “Somos Nupa” y admirados por el derroche organizativo de quien no puede dejar pasar una fecha tan especial, “Club Elvis España”.

Texto: Yon Raga  Kender
Fotografías: Manuel Alferez

Marina Salvador Burlesque

Marina Salvador Burlesque