"Agosto"
Bar Lips - Bcn


3.04.2016
Bar Lips - Barcelona

Hipócrates, médico y filósofo de la Antigua Grecia, creador del “vino hipocrático” o “vino de hierbas”, fue incapaz de imaginar la repercusión que tendría su elixir en un futuro lejano. Más, si cabe, en cualquier soleado domingo a la hora de ese piscolabis que precede a la comida del mediodía. Aquella receta que, no sólo no fue patentada, sino que llegó a ser comercializada tomando dos variantes, la italiana roja y la francesa blanca. Se extendió hasta lugares como una moderna posada situada casi en lo alto de una loma, en el ciento ochenta y tres del sendero alquitrano, bautizado con el nombre de Mare de Deu de Montserrat. Donde, bajo el rótulo “Bar Lips”, se elabora, quizá con el mismo tipo de alquimia que aquel original “vino hipocrático”, una pócima muy particular conocida como Vermut. Elixir que, no sólo se acompaña con gustosos aperitivos, sino, incluso, con música, como éste pasado día tres de abril, con un macerado de diez años destilado a base de mate, cerveza Quilmes y cava, “Agosto”.


Lautaro Tejeda, voz; David Maní Díaz, bajo; Cristian, guitarra; Ángeles De Blasi, batería; y Fernando Mandarina, armónica; una banda regida por aquel “The King” procedente un Tupelo que jamás fue ni condado. Tocaron dieciséis temas, la mayoría propios y uno de ellos “Love in Vain” de Robert Johnson, una improvisación a causa de un pequeño fallo técnico, solventado con la espontaneidad posterior al “Son cosas del directo”. Porque, ese es el talante de “Agosto”, impregnado en su música y en sus letras, con una sonrisa y la naturalidad de no encontrar problema alguno, especialmente cuando se encuentran tras sus instrumentos.


A los que pueden arrancar tanto un sonido rock, como pop, como funk con temas como “Por lo menos”, “Folson Prison Blues”, “Llovizna negra”, “Erizo” y, a la par, no perder detalle de su público e interactuar con él, sin dejar de perderse en ese sólo de guitarra, en esa armónica mágica, en un bajo presente capaz de adaptarse a uno u otro ritmo marcado por la batería. En un “Encuentro” o en un “Volvé II”, en “Container” o “Uva Negra”, en “Taxi Boy” o en “Aburridos”, temas profundos de buena música que hicieron el “Agosto” para un público, el del Bar Lips, ansiosos del elixir y el peculio de la casa y, aún más de esa buena música de “Agosto".

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alférez