Alterevo + Débler + Dr. X
Sala Mono Loco - BCN


13.02.2016
Sala Mono Loco - Bcn

La batalla de Bailén se convirtió en la primera derrota del ejército francés de Napoleón Bonaparte, un hito en la historia que todo el mundo recuerda. Igual que recordaran aquellos que, en el número vigésimo segundo de la calle barcelonesa bautizada con el nombre de aquella batalla, estuvieron presentes en la Sala “Mono Loco”, éste pasado día trece de febrero. Fueron testigos y poseedores de un pequeño momento histórico en la música, provocado por un reducido número de catorce miembros ataviados con largas cabelleras y armados con guitarras, bajos, baquetas, micrófonos e, incluso, un luminoso violín. Separados en tres grupos, “Dr. X”, “Débler” y “Alterevo”, ascendieron paulatinamente al escenario de la Sala Mono Loco, no como guerreros, si quiera intentando emular o celebrar aquella histórica derrota. 


Sino, como creadores activos de Heavy Metal y Symphonic Metal empeñados en dejar huella con sus composiciones y sus melodías sin buscar la victoria o la derrota, únicamente como una manera de compartir  su forma y necesidad de expresión. Alba Karry, vocal; Álex Ertack, Guitarra; Mayer, bajo; y Víctor Torrent, batería, componen “Dr. X”, el primero en ascender al entablado bajo las luces e iniciar esa particular muesca en el tiempo. “Dr. X”, ya no como una prometedora banda de las escena del Metal catalán y nacional, sino como una realidad tangible, comenzó a rasgar la atmósfera con su música liderados por la fenomenal voz metalera de Alba; los increíbles riff de Álex, el bajo, de Mayer, siempre presente al son de las ágiles y rápidas baquetas de Víctor.


Rayando la hora de concierto con un único tema ajeno, una sorprendente versión y, desde luego, perfectamente adaptada al metal, del tema “Beat It” de Michael Jackson. “Dr. X”, arropados por un público derrengado y entusiasta, dieron paso, a la banda mesetaria marcada por aquella película independiente que sorprendió al mundo entero, “La Bruja de Blair”. Ruben Kelsen, vocal; Álex García, guitarra; Sergio García, bajo; Daniel Fuentes, violín; y Nelson Valenzuela, batería, “Débler”, asieron sus respectivos instrumentos e iniciaron su Metal Melódico, de nuevo, marcados por el celuloide, “The Crow”, o la literatura, “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, marcan su repertorio, igualmente propio, salvo una versión muy metálica del tema “Hijo de la Luna” del grupo “Mecano”. 


Una hora de punteos, bombos y mucho violín, casi transportando al respetable a alguno de aquellos mesones medievales donde corría buena cerveza y la dureza de la vida, el trasfondo de los temas de la banda, era apartada con buenas risas y mejor música.


Detenida durante un instante, sin dar tiempo a que esa atmósfera del medievo creada por “Débler” se desvanezca, cedieron su lugar a los también mesetarios “Alterevo”. Alberto Sánchez, voz; Albert Toledano, guitarra; David Ontanaya, batería; Danny Growl, bajo; y Javier Abajo Chic, teclados; terminaron de convertir en toda una fiesta del metal casi como si el calor del fuego del hogar de la vieja posada se encontrara presente. 


Con un estilo muy particular, mucho más heavy, el movimiento constante de Danny, haciendo explotar las cuerdas de su bajo, yendo a un lado y otro del escenario, mientras Albert rasgaba su guitarra con pasión y mucha técnica, sin perder el hilo del traqueteo rítmico de Javier, en su personal monólogo con la batería, mientras Alberto cantaba y jaleaba al público.


Éste, eufórico y enajenado hasta tal punto, que más de uno, ya finalizado el concierto, esperaba ver un paisaje de nieve y caballos a la salida de la sala, cual si realmente abandonaran la medieval posada. No obstante, si fueron conscientes que, aunque no con la relevancia de aquella derrota con la que fue bautizada la calle donde se encuentra ubicada la “Sala Mono Loco”, habían participado y podrían atestiguar un pequeño hito histórico, el concierto de “Dr. X”, “Débler” y “Alterevo”. 

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alférez