Bluestafaris
5º Aniversario del programa de radio Nacional III


24.09.2016
Casa de la Juventud - L´Eliana (Valencia)

El sábado 24 se celebró el 5º aniversario del programa de radio Turia, Nacional III, dirigido por Nacho Herrero y producido por Isa Segarra; espacio dedicado a la música nacional en general y en particular a la valenciana, estos programas son los que dan una ayuda encomiable a las bandas noveles y experimentadas que no tienen oportunidad de ser oídas a nivel de país. Gracias Nacho e Isa.

El cartel estaba compuesto por III Cómplices, banda de la que ya he hablado en esta revista, Mamá Nevera, banda de la que estoy seguro que hablaré y Bluestafaris banda de la que nos vamos a ocupar hoy.

Bluestafaris son un grupo valenciano de cinco componentes, a saber: David guitarra y voz, Manu guitarra (en este bolo no pudo estar), Dani, bajo, Fernando, batería y Alberto, armónica; hacen Blues costa oeste, Power Blues y Rock Blues.

No los había visto ni fotografiado y me dieron una grata sorpresa al verlos y oír la intro, "Pride and Joy", seguida de "Si quieren guerra"  “Lo se, no lo hice bien, debí sacar las armas como haría John Wayne”. A esta altura del concierto ya estaba yo entusiasmado y colaboró a ello Miquel, técnico de sonido que hizo lo propio de una manera magistral.

"El Bunisses" y "Fali", “Seis vidas has gastado y nos vas a enterrar” anunciaban la mitad del concierto; para la otra mitad tenían en la manga algunas canciones de su próximo disco como "Persiguiendo tus tacones" o "Salvajes", que encajaron soberbias a las menos nuevas. Fue una lástima no ver el show completo, me refiero con vientos y piano, la próxima vez que lo hagan no me lo pierdo.

Les gusta acabar los conciertos con "Delta Lady", canción de Leon Russell que versionan elegantemente.

En fin, una buena noche musical a la que no podían faltar otros músicos espectadores, como debe de ser, Mak y los desertores, Cisco Fran (LGEB) o Víctor, batería de La Resistencia, los vi contentos, ósea, la fiesta les gusto tanto como a mí. 

Texto y fotografías: Iziar Kuriaki