Cheetah Chrome & Señor. No + El Legado
Sala Marula Cafe - BCN


17.12.2015
Marula Café - BCN


Los sueños, como la música, no entienden de límites ni de imposibles, así lo ha demostrado Alberto Lodeiros, tras casi una década ha conseguido que “Cheetah Chrome” y “Señor No” compartieran escenario, acordes y un público atemporal. Prueba de ello fue posible disfrutarlo y constatarlo el pasado 17 de Diciembre, en la Sala Marula Café de Barcelona, en la antepenúltima cita de la gira “Punk Legend” organizada por “El Beasto Bookings”. Una realidad, iniciada por “El Legado” con el tema “Tu verdad” que provocó, de ipso facto, la ubicación del respetable gracias a ese particular Metal-Punk de los de Cerdanyola del Vallés. Desheredados con una larga herencia garantizada por el perfecto sesgado, cual espada rasgando el aire, de la guitarra de Quique, acompañado por las estocadas del mandoble que asemeja el bajo de Ricard. Y las punzadas mortales y cadenciosas de Dani, también guitarra en mano, similares a los golpes de baqueta, cual nunchakus del ritmo, de “K the King”. Marcando un compás del que sobresale la potente y autoritaria voz de Julen, cual grito de guerra en pos de un único enemigo, uno mismo. Una batalla cuya negra bandera, no representa otra cosa que la evidencia y necesidad del eterno enfrentamiento entre el ser humano y una sociedad cuyos principios exigen, con ánimo de ofender, que no se lance la bandera.


El Legado

El Legado

Cheetah Chrome &Señor NO

Como jamás lo hizo Cheetah Chrome, aquel pelirrojo de los años setenta convertido por el tiempo en un lampiño maduro que no ha perdido, no ya su extraordinario toque de guitarra, sino la pasión y la adicción por el sonido de unas cuerdas a las que es capaz de extraer una acústica excepcional. Compartida, en ésta gira “Punk Legend” con Xabi, Fumai y Fosy, componentes del siempre presente grupo euskera de punk-rock “Señor No”. Los tres atentos a esa posible mano abierta mostrando los cinco dedos, al estilo James Brown, que puede ratificar un error y un simbólico pago económico que no ha aparecido en toda la gira. Fosy, empuñando unas baquetas que parece que vayan a salir despedidas hacia lo alto, marca un ritmo perfecto asociado por las cuatro cuerdas del bajo de Fumai para crear una base sólida, cual cimientos de un rascacielos, donde asentar la desmelenada guitarra y voz de Xabi.


Constructor experto cuya solidez se encuentra en unas manos capacitadas, a través de los metálicos hilos y su inconfundible dicción, para estar a la altura del arquitecto, Cheetah Chrome. El cual crea, con el material sólido de su eterno repertorio, desde “Big Cat Stomp” a “What love is?”, la argamasa de “Love Song to Dead” y “Eatside story”. Férreas vigas gruesas como “Amphetamine” y otras más delgadas, como “I need lunch” y dinteles de madera “Ain’t Nothing to do” o “Ain’t it Fun” una edificación acristalada de “Son of Sam”, “Sonic Reducer” y “Bury you Alive”, todo ello con “No credit”y “Nuthin”. Una descomunal construcción que el espectador, cabeza y mirada hacia arriba, no puede por menos que disfrutar. Sentirse privilegiado ante éstos “Señor No”, en esa simbiosis natural y mimética con el veterano, incombustible, comedido y admirable, Cheetah Chrome.

Cheetah Chrome & Señor NO

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alferez