CRIM
Razzmatazz 2 - Bcn


29.12.2018
Razzmatazz 2 - Barcelona


Coche, carretera y radio, la música en pendrive. ¿Te acuerdas cuando poníamos cassetes? Debo tener una caja llena de cintas grabadas con un trozo de celo en la pestaña. ¿Por qué? Si nunca más podré escucharlas. Cosas de abuelos… Hoy tocan los Crim en el Zeleste. Voy con ganas de vaciar la rabia acumulada de años de no luchar por nada. De un tiempo a esta parte, todo vuelve a arder. Parece que la gente empieza a despertar de la droga llamada bienestar. Siempre me han dado miedo las drogas, vi demasiados héroes sepultados por el caballo en su día… Cosas de abuelos. ¿Será verdad que la gente que viene detrás ha despertado? ¿Crecerá una juventud con ganas de cambiarlo todo y sin miedo como en los ochenta? ¿Serán tan imbéciles de creerse superiores a las drogas, como fuimos nosotros, o ya habrán aprendido a no caer en las trampas del estado? Muchas preguntas para pocas neuronas, me estoy dando mucho asco, subo la música, suenan los Cica: “Vivo muy deprisa, no lo puedo evitar… nunca encontraré la tranquilidad. Muero muy despacio, yo no quiero vivir, muero muy despacio, no lo puedo evitar…” Paso la canción, ¡hoy tocan los Crim! “I avui fa bon dia, canten els ocells, cançons de mentida, fan volar la ment.” Aparco, pero me llevo el último tema rebotando en el hueco de mi cabeza “em fa mal el pit tatuat, amb verí caducat. Em fa por que ja no hi siguis, em fa por despertar!” Al fin llego… joder, ¿ahora lo llaman Razzmatazz?


Gente, mucha gente en los alrededores, sangre nueva, les brilla la mirada, no lo puedo evitar, soy incapaz de borrar mi sonrisa estúpida. Pinta bien la cosa. Un tio grita “Compro entradas” justo al entrar en el callejón. Han llenado, de puta madre. Subo las escaleras, todo está igual que hace casi treinta años. Hoy no me miraré al espejo, hoy tengo veinte años.
Tocan los teloneros, casi toda la gente espera fuera. Es el momento de hidratarse, después va a ser más difícil. Una birra, dos y ya casi no se cabe. ¡Cagüentodo! Hoy hubiéramos petado el Sant Jordi.


Cuatro sombras se intuyen detrás de la niebla y por fin arranca todo. Suena como un trueno, las luces una puta mierda, pero suena como a mí me gusta. La voz bien fuerte. “Se que ens trobarem i no cal dissimular, triarem camins que sempre es creuen”. Apuro el último trago, aún estoy a tiempo de arramblar con otra. Tengo suerte, me separo un poco de la barra, esto ya no va a parar. “Gràcies per tot, per fer-me tan especial. Un cop de puny, cop al present. No hi ha futur… junts caminem contracorrent.”


Esto ya resuena, se empiezan a ver los primeros pogos, al paso de los focos. Llega el primer gran momento “Benvingut enemic, benvingut al fracàs. Un gust per mi sentir un monstre plorar!!!”. Todos gritan la letra, les va la vida en ello. Una chica desbocada, sin mirar, le da un manotazo a mi cerveza y sale volando… ¡A tomar por culo! Me mira, parece asustada, en ese momento acaba la canción. Me acerco y le digo al oído – Tranqui, no tengas miedo, no soy muy malo, solo soy feo. Y sin esperar respuesta me voy colando hacia adelante. ¡Hoy tengo veinte años!. “Se que la vida pot ser intensa, quan esquives els problemas, enganyant-te a tu mateix” ¡¡¡Venga ya estoy dentro del pogo!!! “Els que obliden és condemnen, els que aplaudeien es lamenten. No me’n pensó oblidar, les llàgrimes d’Octubre al terra”.


Todo va muy rápido, muy, muy rápido “Si jo sóc daltònic, vosaltres sou sords” Esto no para de subir, ¡¡¡Gaaaaaasssss!!! “I és tard, és tard, la seva llei un càncer terminal. Foscor, a l’ombra dels que és posen cara al sol” ¡¡¡Sigue creciendo!!! “Atentament: te’n pots anar a la merda! Mediocres sense vida riu avall” ¡¡¡La Hostia!!! “A la merda, molts arreveures que nomes volen jutjar un somiador a la banqueta.” ¡¡¡Llegamos a la cima!!! “Va com va, el jutjat t’ha pres la clau. I a la nit al fred li importes una merda.” “Salfumant a una ferida mortal, clase mitja triant llenties entre pedres” “¡Tens dret a morir sol al carrer!” Bancos de mierda, Corleones con corbata. De verdad (“De debò!”) Consigo moverme hacia un lateral, darme un poquito de tregua ¡cabrones! me vais a matar…


En nada ya estamos otra vez. O tocáis alguna que no sepa o llamáis una ambulancia. ¡Tengo veinte años! “Vols dir que no t’han mentit, entre llums i decorats? Van cremar vius els interrogants. On està el manament que permet abusar d’infants?”. Empiezo a sentir el gusto de la sangre en mi garganta. Todo sigue creciendo. ¿¡Pero no habíamos llegado ya a la cima?! Da igual entra la siguiente y ya hecho a volar. “Unes putes cadenes eternes, les que forja el benestar que de merda en fa ideals.” Un tio pasa volando por encima de mi cabeza, aupado por la peña… ¿Ande vas? ¡¡¡Desustanciao!!! Giro la cabeza y tropiezo con otro loco como yo, nos miramos y a grito pelado nos soltamos “Les guillotines fa molt que están rovellades… Potser és temps de cridar: Flames contra el cel!”.


Hoy hay que aprovechar para dejar limpia la Zarzuela de parásitos. ¡Joder! Empieza la recta final. “Vull agrair-te aquell moment, un instant brillant i cruel, que em partia en dos el cel.” “Frases d’autoajuda a la paret on abans hi havia miralls. T’ajups quan la mà passa a prop teu.” No puedo evitar gritar como los Vómito: “Mamá, le ha cortado la cabeza a papá, estaba borracho, no volvió a despertar…” Puta lacra. Y entonces suena la canción. Esta hoy la tendrían que haber prohibido, “Per que collons m’he de fer gran? Recordo aquells castells engolits per les ones del mar.” Cabrones, ¿No habíamos quedado que yo hoy tenia veinte años? Y la última igual “M’és igual el que penses d’aquest grup… ets un vell amargat!!!” Vamos a llevarnos bien o aquí van a haber ondanadas de hostias ¡Eh! Me la suda ¡hoy tengo veinte años!


Se acaba, hora y cuarenta y cinco de energía… ya tengo ganas del siguiente.
Camino al coche voy recuperando mis cuarenta y siete tacos. Noto la espalda un poco pillada, ¿quién me ha robado los veinte años? Me pongo la capucha, ha refrescado. El coche aparcado parece que está más lejos. No tengo prisa. Me apalanco dentro, cierro los ojos, cojo aire… lo he pasado muy bien. ¡Quiero otro ya!
Los faros ya enfocan las rondas “el camino de regreso suele ser más duro…” Quiero romper el silencio, aún me pitan los oídos. Tengo una radio con Pendrive ¿Que puede fallar? Música fuerte “Ens n’hem sortit, tot s’ha acabat, tot té sentit… som al carrer i tot comença a trontollar” me quedo mudo… No habéis cantado la mejor de todas ¡¡¡Cabrones!!! Joder, lo tenéis que haber hecho muy bien, por menos han colgado gente de la torre Agbar. De hecho nadie ha protestado… pero no lo volváis a hacer. “El poble crida amb força per una oportunitat, ells porten escuts i Porres i merda dins del casc.”.


Texto y fotografías: Boigdelamuntanya