"Distorsión" presentan "Ramoniana"
en Artesants - Bcn


7.05.2016
Artesants - Barcelona

DISTORSIÓN presentan de su nuevo disco “Ramoniana” en el Centro Cultural ARTESANTS de Barcelona.

No siempre es fácil hacer una crónica en tercera persona, abstraerse de lo que uno siente y contar la experiencia de lo vivido de una manera más o menos imparcial. Y no lo voy a hacer en este caso. No lo voy a hacer porque quiero destacar en primer lugar el esfuerzo y trabajo que hay detrás de cada actividad, porque quiero poner de manifiesto el interés existente por mi parte en contribuir a la difusión de este lado oscuro de la cultura punk, en dar voz a quien no se la dan en otros sitios, en fomentar la participación, la reflexión y el debate entre los seguidores de un movimiento que fue de masas hace un par de décadas y que hoy agoniza mientras todos los implicados evitamos nuestra parte de responsabilidad. Todo esto desde el más absoluto respeto a quien se aviene a participar con nosotros en esta aventura y dejando claro que no hay ningún tipo de beneficio económico en estas iniciativas, más bien al contrario.


No hay más recompensa que la satisfacción puramente egoísta de rodearme por unas horas de esos grupos que me han acompañado a lo largo de mi vida y ser protagonista junto a ellos, por un día, de algo distinto a lo que un concierto nos tiene acostumbrados. Y porque el punk no es sólo música ni una actitud adolescente. Es algo que se lleva en las venas y si tú eres un@ de ell@s, sabrás de qué te hablo. Es una forma de vida, una mochila que, cual compañera de viaje, te acompañará toda la vida. Y duele ver cómo a pesar de que la locomotora sigue manteniendo el pulso firme y sigue desplazándose y arrastrando a toda velocidad, los vagones cada vez están más vacíos.


Por todo esto, la visita de los DISTORSIÓN al Centro Cultural ARTESANTS, que yo mismo gestiono con mi compañero de filas Germán, fue una batalla a contrarreloj por testar la salud de este tipo de actos y plantearme si todo este esfuerzo merece la pena, si realmente hay interés por parte del personal en salir de la zona de confort e involucrarse en proyectos colectivos de lucha, pensamiento y subversión, con la música como hilo conductor.
Por fortuna, todas estas reflexiones que me ocuparon la mente hasta unos minutos antes de la presentación se desvanecieron cuando llegó el grupo, después de una intensa y lluviosa mañana para dejar lista la sala y que no faltara ningún detalle. El saludo y la sonrisa de Kolinas, mánager de Distorsión y cantante de Suspenders, me transmitió fuerza y seguridad para encarar lo que se avecinaba. La llegada de los primeros asistentes empezó a dar color al Centro, ilustres por méritos propios como Manuel y Miguel Alférez, Decibelios por y para siempre, y Karmelo McLaren M.C.D., se mezclaron anónimamente entre la veintena de personas que quisieron acompañarnos para escuchar lo que Distorsión vino a contarnos. 


Y mientras tanto, tengo el placer de conocer al grupo con Josu, Ganso e Iñaki al frente, de compartir un par de frases de reconocimiento mutuo y les abro paso entre la concurrencia para enchufar el bajo y la guitarra en un pequeño escenario improvisado. Y desde ese primer momento, Josu se hizo con el control de la situación, dirigiendo el coloquio a su manera, bromeando y explicando anécdotas que lograron arrancar las sonrisas y los aplausos de los que allí nos reunimos. Presentaron su última aventura “Ramoniana”, el por qué de su lanzamiento, su edición en vinilo junto con su anterior “Menos es más” y nos avanzaron que ya están inmersos en un nuevo proyecto donde darán forma a un split junto a otro grupo que no desvelaron. Por suerte, ideas no les faltan.
Entre palabra y palabra, se marcaron algunos de sus temas míticos, como “Johnny Rotten”, “Ke buen Dios” o “Lacasitos”, donde Ganso acompañó a Josu e Iñaki con una fabulosa batería de dos sillas de plástico y sus correspondientes barras metálicas.


Nos hicieron pasar un buen rato, como dicen ellos, “Merece la pena vivir por esas cosas buenas que hay en la vida”, aunque también se nos encogió el corazón cuando Josu nos contó en primera persona los motivos por los cuales tuvo que marchar a Salamanca en una etapa de su vida, dejando atrás a Distorsión, a Barakaldo y a toda su familia y amigos. Nos contagiamos de su fuerza y de su espíritu de lucha al contarnos cómo siguió vinculado a la música montando “Los del Puente Romano”, sus viajes de 800 km para ensayar una vez al mes en Barakaldo mientras que Ganso hacía el mismo viaje en sentido contrario para ensayar en Salamanca. Cómo compaginó conciertos a centenares de kilómetros entre jornadas laborales sin apenas dormir, nos mostró la cara menos amable del rock, el poco reconocimiento que tiene esta forma de vida en la sociedad. Y nos contó los motivos por los que Distorsión volvió en el 2009 y por los que todavía siguen. Un monólogo de diez minutos que no hizo gracia a nadie, ni tampoco lo pretendía. Un desnudo integral en toda regla que Josu nos regaló a los asistentes y del que, por respeto a su persona, no voy a dar ningún detalle. Ése fue el regalo que nos llevamos los que escuchamos sus crudas y desgarradas palabras. Aunque nos dieron otro, el optimismo, la humildad y la evidencia que el “do it yourself ” es algo al alcance de todos. Sólo hay que luchar por ello. Y creérselo.


Al acabar el acto, fotos y firmas de rigor del grupo con el público y, a nivel personal, satisfacción por lo vivido y un aluvión de energía para seguir dando guerra, preparar nuevos talleres musicales y dar la voz, no sólo a quien no la tiene en otros sitios como he dicho antes, sino a quien la quiera tener, porque otra de las lecciones que nos dió Distorsión el pasado sábado es que ellos sí tuvieron la valentía de sentarse a un metro escaso de las caras de su público y mezclarse con ellos, una experiencia a la que, por lo que estoy viendo, no todos los grupos se atreven. Sobre todo si no hay dinero de por medio.


Distorsión, los putos Distorsión... Distorsión, los putos Distorsión... Distorsión, los putos Distorsión... Distorsión, los putos Distorsión... Distorsión, los putos Distorsión... los putos Distorsión... Distorsión, los putos Distorsión... 

Texto: David Domingo
Fotografías: Manuel Alférez