El Indigente Cognitivo
La Internacional Teatral - Valencia


08.12.2018
La Internacional Teatral - Valencia


La Internacional Teatral es una Associació d'art i pensament crític que está a diez minutos andando de donde vivo, mola porque si quiero salir “doblau” de allí, incluso a gatas, llego a casa. Era la primera vez que iba y esperaba entregarme sin límites al bullicio y a los placeres, sin traspasar por esto los límites de la razón y el honor; y no era para menos, pues iba a ver a El Indigente Cognitivo.

Decía Carlos Puebla: “Yo soy esto que soy, un simple trovador que canta”. Esta definición se adapta como un guante a Eugeni guitarra, voz y germen de la banda, que además tiene a Virginia como violín y coros, a Bert como bajo, Guillaume y Chis guitarra y cajón respectivamente, Dani a los teclados y Sergio como Dj. ellas son, El Indigente Cognitivo.

Antes de que empiece el concierto pido dos cassalletas, una para Rafa y otra para mí, aunque la suya me la acabaría yo que soy un valensianote de l’hota y él de Casas Ibáñez, Abacete.


Una de las esencias que tiene la música es que quien la pinche, tenga decisión y reflexión para ponerla, así pues, a una intro deSergio sigue Come y calla y La Kaverna que abren la función. Como una idea vale en cuanto representa una realización futura y para lo que están aquí es para presentar su EP de seis canciones, los siguientes cuatro temas nuevos nos van a descubrir que estas siete personas no se refugian en sus neurosis, ¿o sí?

"Asalto institucional" es una canción que estoy seguro que brota de un enfado, no en vano el estribillo es suculento “Podemita bueno, podemita muerto”. Bolo en un cráter o drogas que no dejan resaca son conceptos que forman parte de Gira Interestelar, una diminuta manifestación autónoma de esa cósmica vida de una músico que late en el universo, me encanta lo de “Okuparemos un local para poder ensayar”. No me atrevo a preguntar a Eugeni si lo de ¡ay que dolor! en la rumbona "Sin Ti", es un guiño a la canción de Los Chunguitos, no me vaya a decir que sí, tremenda rumba. No dijo adiós, fue un Ataque Impresentable a su corazón, en un mundo vano y fatigador es fácil que pasemos de un plano puramente físico a “ultratomba”.

Manush, Machete al machote, esta la cantamos todas, porque queremos ver crecer a nuestras hijas y a las hijas de nuestras hijas y a las hijas de las hijas…


“Hay una chica asomada, convencida en su ventana, se ha cansado de esta vida, cobardía y valentía, se le unen al suicida”, "Suicidas". Decía Séneca que “el suicidio es el último acto de una persona libre”, estoy de acuerdo. Berlín y después la canción que da nombre a la banda, Indigente Cognitivo, me encanta esta canción, “Sueño con presidentes descuartizados, banqueros degollados y acuchillados y manchado de sangre hasta las cejas…”  políticos y banqueros, canallas y viles seres despreciables, que llevan sobre sus espaldas todos los vicios, la depravación, la inmoralidad y la sinvergonzonería de esta sociedad, por eso me quiero convertir en un asesino destructivo, ya que soy un poco inadaptado socialmente.

La conocida canción de George Brassens, "La mala reputación" hizo que se apoderase de nosotras una densa bruma libertaria, taimada y diabólica, a la vez que una turbulencia espiritual nos invadió.



"Suicídate", quinta canción del EP y última que cantarían del disco, me hace pensar en lo pesados que somos los borrachos depresivos. Sureños, Operación Bikini, Punks Alwais Deads dieron paso a un mix, alguna de las canciones ya las había oído en Floristería Mateo Morral (Condenado, Pantera negra, Bestiay Demolición) banda de superioridad artística y pasional fraternidad, por cierto, allí estaba el cantante Pakito “El Negro”, una de las mejores personas que conozco y que más quiero. Para acabar Sergio el Dj nos deleitó con Revuelta en el Frenopático de Kortatu, con ella seguía entregándome sin límites al bullicio y a los placeres, ya que esa noche llevaba yo puesta la camiseta de la banda de los hermanos Muguruza

En esos momentos con Eugeni, Virginia, Bert, Guillaume, Chis,Dani y Sergio todas dimos unánimes exclamaciones de satisfacción porque hicieron vibrar nuestra alma con elevados ideales.

Por cierto, tuvimos allí al anarquista más joven de Valencia y alrededores, y ya sabemos que la juventud del pueblo es el poder cuyas explosiones son más terribles.

Texto y fotografías: Iziar Kuriaki.