"Elvis Tribute Show Spain"
"Jose Antonio Vidal"
Bar Lips - Bcn


13.03.2016
Bar Lips - Barcelona

La pronunciada pendiente de la barcelonesa avenida Mare de Deu de Montserrat, no es precisamente un terreno bajo, llano y a la orilla de un río como sí lo es una vega. O “Las Vegas” donde, como éste domingo día trece de marzo en el “Bar Lips”, se rindió tributo a “El Rey del Rock”. En el número ciento ochenta y tres de la empinada avenida y bajo, entre otras eternas miradas, la de una Marilyn Monroe sujetando la falda para no mostrar su ropa interior y un Marlon Brando con chupa de cuero y aire seductor, “José Antonio Vidal - Elvis Tribute Show Spain”, escudado por su técnico de sonido “Álex López”, convirtió el más que particular local en un escenario de algún casino de las eternas “Las Vegas”. 


En un “Royal Flamingo” donde, ataviado con mono negro, cinturón ancho de color blanco y brillantes, cuello alzado y manos cargadas de anillos comenzó con el tema “Thats all right Mama”, el primero de los veintidós temas ante un público, vibrante con sus tupés, faldas anchas y chupas de cuero bailando desde un primer momento las canciones. Sin necesidad de gritar “Shazam” para que José Antonio se convierta en el "Capitán Marvel Jr.” tan admirado por Elvis, sino en quién es, el primer artista del territorio peninsular en tributar al “Rey del Rock”, erigiéndose como la mejor voz de temas de los setenta del de Tupelo. “See See Rider”, “I got a woman”, “Burning Love”, “Hound Dog”, “Heartbreak Hotel” y, cómo no, la canción que propuso Johnny Cash a Carl Perkins sobre el calzado militar que portaba un piloto afroamericano y a los que él, Johnny Cash, se refirió como “zapatos de ante azul”. “Blue suede shoes” revolucionó al ya desmelenado respetable dejándose llevar por “Teddy Bear",  Don’t Be Cruel”, “Litle sister get back” y el mayor éxito en la carrera de Neil Diamond dedicada a su esposa Marsha, aunque utilizó el nombre Caroline por que no se le ocurrió nada que rimara con el nombre de su mujer, “Sweet Caroline”.


Si bien, no fué un problema que tuviera Elvis para adaptar una balada sentimental de la Guerra de Secesión de “Aura Lee”, cantada casi como si fuera él, por José Antonio, “Love me tender”. Que mucho tiene que ver con el siguiente tema  “Polk salad Annie” donde el peligro de los caimanes hace mover las caderas a todos y nadie se convierte en fugitivo deleitándose con los temas siguientes, “Runaway”, “Proud Mary”, “One night” y un popurrí musical antes de volver con “Mistery train”. Cual convoy que va acercándose a los últimos temas, donde José Antonio, secándose a duras penas el sudor provocado por los constantes quiebros de caderas y aspavientos de brazos. Cantando el tema de aquel fabuloso guitarrista que nació en el dos mil quinientos veinte de la Avenida Goode de St. Louis, Missouri, y con quién “El Rey” podía identificarse tanto, “Johnny B. Goode”. 


Provocando al desenfreno a un público que no está seguro de no encontrarse en esas “Las Vegas”, aún más cuando descubren a la hermosísima “Merche Ferrer”, Performance muy reconocida en el todo el territorio peninsular que no ha querido perderse el tributo de José Antonio. El cual continúa con el tema, “I cant stop loving you”, con el que las parejas cruzan sus miradas y bailan pegados, antes de lanzarse al ritmo del antepenúltimo tema, “What’d I say”, dejándose arrastrar por “Suspicious Minds” y, ya, como despedida, calmarse con “Can’t Help falling In Love”. Frase que, finalmente, parece gritar la acalorada concurrencia soterrada entre las peticiones de que no ceje un espectáculo en el que a Humphrey Bogart, presente a manera de figura de cartón piedra, le habría hecho sentirse como en aquellas “Las Vegas” que él conoció, en ese particular Bar Lips. Convertido en casa de “El Rey del Rock” donde el lema, “Lo que ocurre en Las Vegas, se queda en Las Vegas”, no tiene valor alguno. Bien al contrario, “Lo que ocurre en el Lips, se cuenta a todo el mundo” porque, aunque sea innecesario, la gran actuación de ese día debe ser contada y reconocida a “José Antonio Vidal- Elvis Tribute Show Spain”.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Jon Alka