"Esto no es Rock Radical Vasco"
Hasta la Polla + Los Demenciales Chicos Acelerados + Aizu!
Sala Boveda - Bcn


15.03.2019
Sala Boveda - Barcelona


Si hay una música capaz de mostrar el conflicto social y político, desde luego, no puede ser otra más que el punk. Y, especialmente, el de Euskadi, porque engloba no sólo el mensaje directo y sin tapujos, sino, de una forma inherente, el folklore de la tierra y el temperamento de sus gentes. Un pueblo, el Euskal Herria, de cuadrilla y txacolín que aúna con su carácter el trebejo más amenazante, el de la rebeldía y la diversión, transmutado en el punk dando hostias como panes literarias sin dejar de moverse con alegría al son de su ritmo acelerado. Punk euskaldun, punk en sí mismo, muy alejado, por ejemplo del metal, casi un cántico gregoriano para someter a los fieles bajo un mismo credo, satánico en su caso, pero doctrinal al fin y al cabo. O del rock, centrado en mostrar la dureza masculina sometida bajo la tiránica belleza de la fémina y, desde luego, del pop, nanas de amor empalagoso. El punk euskaldun nació como nace toda subversión, debido al hastío de una juventud que se rebelaba contra unas formas sociales inamovibles que, lamentablemente, siguen inflexiblemente en vigor. Representando de forma insultantemente vívida a la parte del pueblo que, aunque joda, es quien sustenta y hace mover la rueda que permite a unos pocos ultrajarles con estúpidos y artificiales tonos de voz. Y se expandió al resto del territorio peninsular, como único medio de exteriorizar la impotencia de quién, lamentablemente, se sabe carne de cañón y, no sólo lo asume, sino que acepta que es la auténtica condición del ser humano y que la artificialidad y deformación está en manos de quién les oprime. El punk euskaldun representó mucho más que un movimiento musical hasta que, unos iluminados, decidieron tacharlo y, después etiquetarlo, bajo un enunciado periodístico, “Rock Radical Vasco”, como medida panfletaria y recaudatoria politizada. Afortunadamente no consiguieron meterlos dentro de aquella “Movida” publicitaria, ni arrastrarlos al terreno snob, rayano a la simple parafernalia de un montón de ávidos adictos a los cheques desbordados de ceros, ni al sometimiento bajo un Tierno comportamiento que encubría el histriónico fin dogmático y casposo de los que, de nuevo lamentablemente, siguen manejando el cotarro. Mantuvieron su esencia convirtiéndose en una parte importantísima de la historia que, Vitamin Producciones, no ha querido permitir que quedara soterrada bajo la pátina de desinformación e intento de olvido, creando el Festival itinerante “Esto no es rock radical Vasco”. Cierto es que, afortunadamente, el punk euskaldun y el punk en general, es música al fin y al cabo e, irremisiblemente algo eterno, inmune y siempre presente que, a modo de homenaje, reiteran una y otra vez incontables bandas. De éstas, y centradas en los inmortales, “La Polla Records”, “Eskorbuto” y “Kortatu”, han elegido tres bandas para, después de cuatro años recorriendo veinticinco ciudades acudir por primera vez a la siempre Layetana ciudad. En la Sala Bóveda, el pasado día quince de marzo con “Hasta la Polla” –Tributo a la Polla Records, “Los demenciales chicos acelerados” – Tributo a Eskorbuto y “Aizu!” - Tributo a Kortatu con un Maestro de Ceremonias excepcional y representativo de otro punk, el layetano, igualmente combativo y reivindicativo, Miguel Alférez, el eterno batería de “Decibelios”.


Y ascendió Miguel todo de negro con su corbata roja y, tras escuchar el vídeo donde explican la irreverencia de tildar el punk euskaldun como “Rock radical vasco”, comenzó, como haría en cada una de sus intervenciones, a contar la historia de cada grupo, con anécdotas y detalles, muchos desconocidos para la gran mayoría. Un público, afortunadamente, en su mayor parte joven, que no dejó de vibrar desde el primer tema de “Aizu!”, “After Boltxebike” hasta la última, de “Hasta la polla”, “Txus”, con todos los componentes de las tres bandas sobre el escenario. La calidad de éstos, fue altísima y, cual respetable, mostraron su pasión a cada grupo homenajeado con descaro y mucho respeto cada uno de los grupos que emulaban. Consiguiendo que, lejos de ser un concierto donde el público ovaciona a su grupo preferido, fuese una auténtica fiesta al punk euskaldun brindada por los de arriba y los de abajo.

Aizu!

Los Demenciales Chicos Acelerados

Hasta la Polla


Consiguiendo esa unión, siempre individual, que únicamente puede conseguir el punk, donde todos están de acuerdo con cada una de las estrofas pero, cada quien la vive bajo su propio criterio. Aunados bajo el lema que da nombre al Festival itinerante “Esto no es Rock Radical Vasco”, un acierto de Vitamin Producciones, engrosaron esa meta silenciosa de conseguir que la historia musical de la tierra euskalduna jamás quede como una simple nota en algún libro de música.


Y, como en cada cita de éste Festival, el tiempo pasó con tanta rapidez coreando cada una de las inmortales letras que, prácticamente, una vez “Hasta la polla” y los componentes de las tres bandas pusieron fin a la cita agradeciendo la asistencia, rayando el Sold Out, tuvieron que echar al público reticente a abandonar una Sala Bóveda retrotraída a cualquier escenario de aquellos años ochenta.

Texto: Yon Raga Kender
Fotos: Manuel Alferez