Fuego Amigo
Deleste Festival - Valencia


17.11.2018
Palau de la Música - Valencia


Deleste es un festival de música Indie que se hace en Valencia, este año ha cambiado de localización. En años anteriores se hizo en La Rambleta (cosa que a mí me encantaba pues vivo a dos minutos y medio del escenario de dicha sala) en está ocasión, se realizó en el Palau de la Música, que tampoco está mal, pero tengo que coger un autobús y me da pereza ya que hay que pasar allí más de doce horas, estando anteriormente tan cerca de mi casa, donde podía ir a prepárame algo de comer e incluso a recargar los carretes para la cámara si se me acababan. En fin, espero que me lo devuelvan.


Fuego amigo fueron los valencianos que abrieron el Deleste, no es fácil ser los primeros de un festival por lo que he dicho antes, son muchas horas para estar allí y la gente no va a la primera, aun así, Juan batería, Javier bajo y Adrián guitarra y voz tuvieron un torrencial tumulto de pasiones y entre ellas estaba la mía. Con dos años de vida, tienen un EP, "Ritmo Permanente", que os lo podéis descargar y escuchar en las redes. Se definen como IndiePunk y a mí me vino muy bien porque yo suelo llevar la camiseta de Kortatu cuando voy a escuchar este tipo de música. Entiéndaseme bien, mi alma es Punk y mi cuerpo Indie.


Exteriorizar lo experimentado y narrar lo vivido, así sienten cuando tocan "Fantasmas" y "Hoy y Siempre".

La seducción resonante de la melodía está repleta de atrayentes reflexiones líricas, por eso "Horas" y "Presidentes Muertos" dan sus frutos y nos relacionan con conexiones afines.
Un agradable enfrentamiento cotidiano nos da el argumento para que "Camarera" y "Sistemas Olvidados" sean momentos que se convierten en un festín ordenado de sonidos entusiastas.


Bueno, es hora de pedir una birra para sobrellevar que solo les quedan dos canciones y no me apetece nada que se acabe el concierto. Mientras tocan "Partir tu Teléfono" y "O.V.N.I", mi espíritu Punk se va haciendo un poco más Indie y mis pupilas más dilatadas. Fuego Amigo han logrado que el público confirme el tumulto de pasiones que, al principio del concierto, habíamos sentido.

Es la primera vez que voy al Deleste pero me ha gustado tanto que espero ir en años venideros si vivo, porque uno tiene ya sus años y los festivales son para jóvenes, aunque ya lo dijo Horacio: “La juventud es fugaz

Texto y fotografías: Iziar Kuriaki