Fuera de Contexto
Sala Passarel-la - Simat de Valldigna (Valencia)


04.11.2017
Sala Passarel-la - Simat de Valldigna


La mujer y el hombre ignoran por la mañana lo que les puede acontecer por la noche, porque la noche da cabida a místicas descripciones de la liturgia de la música.

…también les he llamado zorras, una mujer me dio la vida, así que los insultos sobran”, "Somos nosotros" es la primera canción de Fuera de Contexto, un trio de Rap que componen tres músicos, Starlich & Kometa son los Maestros de Ceremonia y Kyder, a la unión de los dos dispositivos que hacen que la alternancia de la música se una a las voces con una simbiosis de dogma.

Poco me podía imaginar que las nueve canciones siguientes fueran un relato exacto del éter amargo y real de la esencia de la vida, en "Nada más" narran rabia y economía del sentimiento, pero con "El precio de creer", “…no me sentía como el resto, vivía fuera de contexto…sufro cuando callas, porque estas como ausente” parafrasean a Pablo Neruda, uno de mis poetas preferidos, así que la noche no podía ir mejor, ¿O sí?


"El circo de las mariposas" da paso a la serenidad, “… mi fe en el hombre, yo ya no creo en un dios que se esconde” Ataraxia; con "Leyes", dan un repaso a su primer disco, Nada más.

"Insomnio", "Blow up" y "Comida oriental", son tres canciones que no están en su primer Lp, pero que desglosan con brillo enérgico, a la vez que, con sus indiscutibles armas iguales, pondrán igualmente el valor del corazón y la fuerza de su música.

Tres personas escogidas como núcleo, para que la noche nos rodeara con espasmos de estremecimiento y nos dieran completa transmutación al mundo del sentimiento que solo nos puede ofrecer la Revolución Artística Popular que se llama Rap.
La última canción fue la primera del disco, "Esto es lo nuestro", una canción en la que se proclaman artistas, con una perfección subjetiva, porque en una pelea de hermanos, hagan lo que hagan, la familia es lo primero; ellos hacen música, eso es lo de ellos, las manos en el aire llega Fuera de Contexto.
Esa noche, además, sufrimos otra persona y yo una gran equivocación que solo la sufren las mujeres y los hombres de talento, así, el dolor producido por ella se suplió con la pureza de ese perfume de la vida que agita el alma y que se llama amor.


Texto y Fotografías: Iziar Kuriaki