"Gansos Rosas"
Sala Apolo - Bcn


13.03.2016
Sala Apolo - Barcelona

El pasado día trece de marzo se conmemoraba el Día Internacional del Sueño, dedicado a incidir especialmente en el insomnio, un trastorno que, quizá, casualmente la anterior noche podría haber sufrido alguno de los jovencísimos asistentes al matinal evento de la Sala Apolo. En la barcelonesa avenida del paralelo, ese día, además, tomada por la trigésima octava edición de la “Maratón de Barcelona”, que pareció extenderse hacia la cola que rodeaba la sala para entrar a tiempo y disfrutar de “Gansos Rosas - Tributo a Guns N’ Roses”. 


Una vez más, como parte del proyecto “Rock en familia” y bajo el lema “Descubriendo a”, una matinal musical para acercar el rock e intentar fomentar actitudes ligadas a cualquier tipo de música y a la vida misma como son el respeto y la tolerancia. Transigencia, por otro lado, inviable esa mañana a causa de la palpable impaciencia de los pequeños espectadores al inicio del espectáculo expectantes ante la aparición de Kalen HardWires, voz; Charly Bastard y Jorge Bentura, guitarras; Alber Solo, bajo; Johnny Biscuit, batería; y Vic Alonso, teclado; “Gansos Rosas - Tributo a Guns N’ Roses”. 


Comenzaron con “It’s so Easy” haciendo honor a la canción y a la facilidad de poner a los pequeños a bailar, cuernos en alto, a ritmo de un rock que, como la siguiente canción “Mr Brownstone”, engancha. Y, más aún sí, Kalen, muy alejado del complcado talante de Axl Rose, no sólo hace el papel de éste imitando sus movimientos y su voz, sino que interactúa con pequeños y grandes sin dejar de invitarles, que no exigirles como en el siguiente tema “Live and let Die”, a participar y cantar. 


A dejarse arrastrar por el sonido de la guitarra de Charly,  no sólo iniciando “Sweet Child O´mine”, sino también en el resto de temas. Como en “November Rain”, donde Vic, al teclado insufla una melancolía rota inmediatamente por la batería de Johnny y el bajo de Alber, con “Welcome to the jungle”. Y la guitarra de Jorge con el tema de la película “Terminator 2”, “You could be mine”, para continuar con la enaltecedora versión del tema de Bob Dylan, “Knockin’on Heaven’s Door” y acabar con la esplendorosa “Paradise City”. Como resumen y colofón a esa paraíso del Hard Rock en que han convertido la “Sala Apolo” el muy fidedigno tributo a Guns N’ Roses de “Gansos Rosas”.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alferez