La Frontera
Sarau 08911 - Badalona (Bcn)


21.10.2016
Sarau 08911 - Badalona

La Frontera la vuelve a liar, esta vez convirtieron la sala Sarau 08911 de Badalona en su territorio Western. La banda madrileña nos ofreció un directo como nos tiene acostumbrados, intenso y "cañero". Una dosis de rock and roll en vena que crea adicción.
Pasadas las once y media de la noche comienzan a ocupar el escenario, primero sube las escaleras Harry Palmer con su guitarra, ataviado con su gorra y camiseta de Ruta 66; tras él, es Vicente Perello quien toma posición en la batería. A continuación es Toni Marmota quien accede al escenario como si fuera un enterrador del lejano oeste, levita negra de raya diplomática y su inconfundible sombrero de copa y gafas de aviador de los años 40, rápidamente se coloca al cuello el bajo también negro.
Por ultimo, y como no podía ser de otra manera, Javier Andreu, camisa negra de country y botas de cowboy de cocodrilo marrones, sin duda una de las mejores voces del panorama rockero español, acompañado de su Gretsch blanca.


"Buenas noches", fueron las primeras palabras antes de comenzar el Rock and Roll con "Viento Salvaje" a la que le siguió "Vivo o Muerto". 27 temas, casi dos horas de buena música, un repertorio desordenado e improvisado por Javier, quien decidía en cada momento el siguiente tema a sonar.
Repertorio con el que vibraba, cantaba y bailaba el escaso publico congregado, "cuarentañero" y "cincuentañero", pero con un excelente gusto musical.


"El Limite", "Judas el Miserable", "Pobre Tahúr" fueron las siguientes, "Juan Antonio Cortes", "Cuatro Rosas Estación", "Tren de Medianoche", "Si el Whisky no te Arruina.....", con "Cielo del Sur" se produce el "éxtasis", tema que arranca a bailar hasta quienes no suelen hacerlo.
Tema tras tema que llevaron a lo mas alto a La Frontera desde que comenzaron su andadura musical en el año 1985, mas de 30 años haciendo disfrutar con lo que mejor saben hacer.
Finalmente "Viva las Vegas" cierra el concierto, y tras la despedida, el grupo se pierde por detrás del escenario y el publico, con ganas de mas, se prepara para la próxima vez que La Frontera se deje ver por la ciudad condal.

Texto y fotografías: Manuel Samaniego