Las Guindillas
Fira Alternativa - Valencia


4.06.2016
Fira Alternativa de Valencia

Tod@s l@s que me conocen saben que me entusiasman las bandas femeninas, pienso que aún no han cogido su escalafón en la música pues, de momento en cuanto a ventas, gustos y número van ganando las masculinas aunque no tengan ni el alma, ni el corazón y hayan de ellas que no les lleguen ni a la suela de los zapatos estar encima de un escenario. Hecha esta reivindicación, que creo necesaria, y ya que estamos,  a ver si los concursos en general y los concursos oficiales en particular meten a más grupos femeninos (me refiero a los jurados, suelen ser todo hombres) que si bien hay menos, los hay de mucha calidad; en fin, sigamos con lo que me ha traído hoy a escribir estas líneas.

Las Guindillas son una banda formada por siete mujeres, Viki (voz), Cora (saxo), Cris (chelo), Vera (bajo), Slava (batería), Nuria (teclados) y Pachopa (percusión), que tienen un proyecto conjunto: la recuperación de pueblos abandonados en el pirineo aragonés, y además, hacen música, Blues, Reggae, Ska, Punk o Rock son los estilos que interpretan. Batería, bajo, saxo, chelo, ukelele, guitarra, teclados o percusión son los instrumentos que usan para la música de canciones como "Brujas" o "Guerreras", esta última un delicioso blues vindicativo.- “Mujeres en el monte, una guerrera más…”.


Viki
, la cantante, activista del encanto y la simpatía, no para quieta en el escenario (baila, salta e interpreta la canción), con su voz bella y potente hace que los ojos del personal vayan de un lado a otro siguiéndola con estrepitoso placer, pero es que además, toca la guitarra. Atrás han quedado las mujeres que sólo cantaban impertérritas delante del micrófono a la espera del aplauso, ahora no basta con que te miren a un punto fijo, tienes que moverte y bailar.


Ni un paso atrás.- “Surcando los cielos de norte a sur, buscando caminos que lleguen al sol, forjando en mi ruta la revolución…Ya basta, Desconcierto, Tundra, Guindillas o Vuela Vuela, canción melódica que acaba siendo un Ska y que bailamos como poses@s, fueron algunas de las más de quince las canciones que desmenuzaron a lo largo del concierto.   

   Todas ellas hicieron de mí un fan incondicional pero Cris, la mujer que toca el chelo, instrumento que yo personalmente metería a todas las composiciones musicales, hizo que la Fira Alternativa de este año no la olvide mientras viva.

Texto y fotografías: Iziar Kuriaki