Malas Kartas
Sala Memphis Belle - Manises (Valencia)


11.03.2017
Sala Memphis Belle - Manises


Memphis Belle fue un avión B-17 bombardero, construido en los EE.UU. en 1942 y que el capitán Robert T. Morgan le otorgó el nombre por una novia llamada Margaret Polk, que había conocido camino a Memphis; pero además es una sala de Manises (Valencia) en la que el sábado pasado tocaron Malas Kartas, banda que tenía muchas ganas de ver y saborear desde hace tiempo.
Rafa, voz y guitarra, Jorge, bajo, Santi, batería, Adri, guitarra solista y Andrea, en los coros, hacen una quíntuple simbiosis que no se hacen evanescentes en el escenario, al contrario, salen reforzados a base de ese Pop Punk – Pop Rock que tan bien saben hacer.


Con las primeras notas de "Buscándote", -Ahora que estoy loco de atar y nadie me puede domar…- nos hicimos indomables y alteró mi concepto preconcebido de una noche de Pop Rock, era el comienzo y me lo estaba pasado genial.
"No te veré más" llegó después de "Dentro de Mi", la primera, una versión, Paper Lanters, con música y melodía de Green Day pero con letra arreglada por ellos, dió de manifiesto una de las bandas que les han influenciado; la segunda con una entrada lenta, da paso al ritmo rápido del desamor, -Todo esta marchito, ya se cayeron las hojas…-


Me gusta ver y oír a estas bandas jóvenes porque componen con el corazón de la cotidianidad de su edad, sí, ya sé que tod@s l@s que hacen música sean experimentad@s o inexpert@s, lo hacen desde sus propias vivencias, o no; pero esta remesa de jóvenes músic@s creen en lo que hacen y dicen, por eso, por la juventud, yo a mi edad ya no sé creerme nada.

"Septiembre", "Por un día más", "No vuelvas más", "Sueños son", son canciones que conceden al espectador la ocasión valorarse y decidir sus sentimientos.
"Tengo ganas de ti" da paso a "Las seis de la mañana", un Reggae fusión Rock con el que escucho el despertador que me dice que estamos en el buen camino.
La relación de la banda con la gente fue deliciosa, experimentamos el golpeteo de "Rosa de cristal" y "No te he olvidado" en nuestros cerebros. Las chicas que estaban delante de mi, no paraban de bailar y cantar las canciones de su banda preferida, con "Qué más da", la coreografía se hizo más enérgica y mis dos bailonas de enfrente no querían que acabase el concierto, pero "Última parada" y "Atracción fatal" hicieron que la noche se consumase con un grado de calor bien alto.
Y así fue como vi a una banda que tenía muchas ganas de ver, eso sí, Memphis Belle solo bombardeó Pop Rock del bueno en una noche en que los aromas del aire se tornaron música, sensaciones fáciles y estremecedoras que quedarán en mí durante mucho tiempo.


Texto y fotografías: Iziar Kuriaki