Mario Cobo
Sala New Underground - Bcn


11.02.2017
New Underground - Barcelona


El pasado sábado los Rockers de Barcelona tenían una cita, una importante cita y casi única ya que será muy complicado volver a unir tanto talento musical en un solo concierto, en una sala, que dicho sea de paso, se quedo muy corta para tal evento.
Mario Cobo presento su último trabajo "Burnin´ Daylight", un LP en el que ha contado con la colaboración, entre otros, de Agusti Burriel, El Lega, Dani Nel.lo e Ivan Kovacevic. Un trabajo en el que Mario vuelve a demostrar que con la guitarra es un verdadero maestro.


Es complicado resumir la trayectoria de Mario Cobo; integrante de "The Nu-Niles", su banda de siempre, con la que edita 6 LP´s. Otra de las bandas ha sido "The Lazy Jumpers", grabando 3 discos entre 2003 y 2008. Actualmente es guitarra de "Mambo Jambo", "Los Locos del Oeste", entre otros. Y desde el año 2014 es uno de los guitarristas de "Loquillo", con el que ha colaborado desde la publicación de "Codigo Rocker".


Pero la noche tenia preparada una sorpresa, y es que junto a Alfonso Alcalá, bajista y contabajista de "Loquillo", Blas Picon, batería de "The Nu-Niles" y actualmente de "The Junk Expres" y habiendo colaborado con Loquillo en "Codigo Rocker". Y El Lega, guitarrista de "Matt & The Peabody Ducks", "Los Locos del Oeste" y "Legacaster", entre otros; interpretaron al completo el disco "Blue Jean Bop" de Gene Vincent, un gran homenaje aprovechando el 82 aniversario de su nacimiento.


Temas como "Jezebel", "Who Slapred John?", "I Fliped", "Jump Back, Honey, Jump Back", "Jumps, Giggles and Shouts", "Bop Street" y el que da nombre al LP "Blue Jeanbop".
A parte de los músicos, contaron con la colaboración de Matias Olivera, cantante de "Matt & The Peabody Ducks" y "Walk The Line", entre otros y Jorge Nunes, integrante de "Brioles", banda barcelonesa fundada en 1986.
Interpretaron el LP editado en 1956 por el sello Capitol, álbum debut de Gene Vincent And His Blue Caps.
En definitiva, una gran noche de rockabilly años 50.

Texto y fotografías: Manuel Samaniego