Michele McCain & Lone Rhino Club
Luz de Gas - Bcn


23.03.2018
Luz de Gas - Barcelona


Cuando me entere que Michele McCain estaba inmersa en la grabación de nuevas canciones me lleve una gran alegría. Si además el que se pone manos a la obra en las labores de producción es Aurelio Morata, el alto nivel cualitativo está garantizado.
Para presentar alguna de esas canciones, la sala Luz de Gas se vistió de gala para estrenar Back To My Roots. Nuevo espectáculo que ha devuelto a esta gran dama al candelero musical.
Es sorprendente que una propuesta de tan altísimo nivel como el que ofrece la neoyorquina tenga una aceptación tan pobre, apenas logro el interés de un centenar de personas. Aunque a ella pareció no importarle y nos ofreció un show vigoroso y convincente en el que en todo momento se comportó como si estuviese tocando para un Madison Square Garden repleto.


Arropada perfectamente por la Lone Rhino Club del exquisito Julio Lobos. Una formación repleta de músicos de empaque que esa noche destilaron la elegancia necesaria para interpretar ese notable conjunto de composiciones mitológicas y alegóricas.
This Train”, “Blues Hotel” y “Come Up To My Place” dejaron claro desde el primer momento que esta propuesta musical esta hay para acompañar, liderar espacios emocionales y con unos valores que se contagian.


Blues y Soul seminal que inevitablemente te obliga a mover los pies e insufla energía en el alma, esta mujer tiene un chorro de voz notorio y portentoso, su magnetismo es inmensurable, con unos recursos escenográficos muy efectistas. De esta forma temas como “Melody”, “I Take What I Want” o “Blues Power” fueron interpretados como si se tratase de una tesis fundamental.
Esa noche estrenaba “Compare To What” y realmente no desentono en absoluto entre tanto standard. Tema que tiene todos los ingredientes para abrir el foco de interés de los eruditos.


Verisimilitud de la narración justificaban la aparición de un espacio donde convivían elementos de corrientes musicales aparentemente alejadas, “Try A Little Tenderness”, “Raise Your Hands” o la colosal “Bridge Over Troubled Water” fueron un claro ejemplo de ello.
Una de esas noches que nos deja como herencia esas verdades atemporales, que solo el calor de la buena música es capaz de reflectar.

Texto: General Lee
Fotografías: Maria Jose