Ocean Rocks Summer Prelude


22.05.2016
Némesis Boat - Barcelona

Las inmediaciones del Port Vell de la ciudad condal, totalmente remodelado, se encuentran completamente atestadas de paseantes y turistas bajo el tórrido sol del vigésimo segundo día del quinto mes del año. El gentío, ataviado con bien diferentes ropajes, algunos con escuetas camisetas sobre el bañador, no presta atención a nada más allá de las mil mantas extendidas en el suelo repletas de género, en su mayoría, plagiado a costosas marcas o bien objetos de artesanía expuestos en pequeños puestos autorizados. Terrazas de restaurantes repletas y ajenas al elevado coste del atento servicio, vehículos yendo de un lado a otro con sonrientes semblantes apenas visibles tras las elevadas lunas de cristal y, entre todo ello, un grupo de personas que, sin sobresalir con espectacularidad, sorprendentemente acaparan un instante la atención de los viandantes. Una cincuentena de personas hablando entre ellas distendidamente hasta que, dos vigilantes del puerto, les franquean la entrada a éste tras una rápida supervisión de su nombre en los listados, previa a recorrer un pequeño trecho del muelle hasta arribar a la pasarela, escoltada por el solícito personal del lujoso catamarán de treinta y siete metros de eslora, “Némesis”. Y disfrutar, una vez asciendan a la última cubierta o se queden en cualquiera de las demás de “Ocean Rocks Presents Summer Prelude”, la fiesta de presentación de “Ocean Rocks”, lo que va a ser sin duda alguna el privilegiado hogar del rock & roll con bandas en directo del verano.

Foto: Autor desconoCido


De la mano de Fréderic Wuillaume y Johnny Golden, dos nombres emblemáticos de la música y la fiesta ibicenca capaces de aunar esas bandas que harán vibrar a los asistentes cada fin de semana y que, ese día, se encontraban entre la cincuentena de personas que esperaban en Port Vell, Manu y Miguel Ángel Esteve, Eugeni Moreno y Toni Duque de “Big Rocks”. Franco Felici, David Osanz, Xavi Flames, Álex Alonso y Nico Terren de “Sons of Meteora” y Sergio Ortíz, Jean Paul Dupeyron, Lluís Arcos, Santi Ursul, Miguel Izquierdo y Julio Lobos de “Smokes Stones”. Albert Freixenet, Chany Domínguez, Dani Ortín, Quim Zango y Tony Hernández de “Mala Vida”.


Mientras seguían llegando amigos e invitados, se reunieron con Neusinha, Marky, Didak y Tavi componentes de “Awake” que se encontraban ya en el “Némesis” acompañando a Nacho y JB Ibáñez, Iván Fusté y Enzo Beats, “Big Mouthers”. Los protagonistas y anfitriones de la fiesta de rock que se convirtió en iniciática de las que van arrasar éste verano en las cálidas y apacibles aguas de ese mar de entre tierras cuna de parte muy importante de la historia.


Y, esa nueva parte de la historia arrancó una vez “Némesis” se encontró en alta mar, entre vino, cerveza, cócteles, la brisa salada y las primeras notas de “Big Mouthers” dieron el pistoletazo de salida de la primera gran fiesta de “Ocean Rocks”. Al vaivén de las olas Nacho comenzó a cantar con esa voz que, en su día, “Whitesnake” alabó y, a buen seguro, sigue alabando. Parapetado por el siempre presente Iván, con su bajo mucho más que mágico, JB, con esa guitarra que, en sus manos, puede convertirse en la de cualquier guitarrista histórico y, a la vez, completamente única y personal. Y Enzo, con sus innovadoras baquetas elevadas por encima de bombos y platillos marcando la cadencia necesaria en todos los clásicos del rock que tocaron, desde Livin´ on a prayer de Bon Jovi a I just can’t get enough de Depeche Mode, pasando por Highway to Hell de AC/DC, Sky full of Stars de Coldplay, I was made for loving de Kiss, Born in the USA de Bruce Springteen, Whith or whithout you de U2, Satisfaction de Rolling Stones o I want to break free de Queen.


Un derroche de talante desbordado en una fiesta de rock & roll a la que se sumaron Awake. Neusinha, Marky, Didak y Tavi abordaron el escenario y lanzaron el tsunami de su música. Un maremoto de metal con temas como el que da nombre a su último disco “Six years of War” y de sus anteriores trabajos, “New Age”, “Tornar a respirar” o “Wake Up”. Una fiesta que no se detuvo, si quiera en el pequeño período de descanso donde se pudo degustar de buenos platos y aperitivos, los invitados y el atento personal del “Némesis” pudieron ser testigos del hábitat natural de estos animales salvajes, el escenario. Sino uno, otro, asía el micrófono para cantar más temas clásicos de rock & roll, asistidos por la guitarra de JB o Tony Hernandez, improvisando cualquier tema al son de las palmas y el acompañamiento de todos.


Hasta acabar, una vez retomaron y finalizaron su actuación “Big Mouthers”, invadiendo el entablado y cantando todos, componentes de “Big Rocks”, “Sons of Meteora”, “Smocking Stones”, “Mala Vida”, “Awake” y, desde luego, los mismos “Big Mouthers” y algunos de los invitados y amigos. En un seísmo musical y festivo que, afortunadamente, la fortaleza del lujoso “Némesis” soportó estoicamente como lo hará a lo largo del verano en las interminables fiestas del “Ocean Rocks”. Un sarao de música en vivo que volvió a la raíz de su naturaleza, una fiesta donde los desconocidos acaban siendo compañeros y amigos de por vida, una celebración con buenos caldos y mejores viandas y un festejo al mejor espectáculo, el directo de unos grupos que respiran rock & roll, “Ocean Rocks”.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alférez