Puraposse + Malos Tragos
La Masía de Sant Boi de Llob.


14.04.2018
La Masia - Sant Boi


«..un tipo se me acerca y me pregunta: "¿Qué es punk?". Yo le doy una patada a la basura y digo: "Eso es punk". Entonces él le da una patada a la basura y dice: "¿Eso es punk?" y yo le digo: "¡No, eso es moda!"...»

El pasado 14 de abril, aniversario de la proclamación de la República, fuimos de nuevo a esa sala maravillosa que es La Masía, para presenciar en directo, una vez más, a Malos Tragos y una banda a la que nunca había escuchado antes, Puraposse, y he decir que no cometeré nunca más ese error.
Comenzaron los Malos su actuación tirando de hitazos como "Chatarra" y "Causa y efecto". Lo dije hace unas semanas, creo que están en un estado de forma imponente, donde más allá de lo puramente técnico, transmiten una energía muy buena. "Clavos en mis manos" es un tema que cada día me gusta más. A continuación hicieron un repaso a su "Back to the Past", con "Girls have just wanna fun" o "Wild boy". Siempre es especial hacer crónicas de conciertos donde toquen los Malos, por qué no sigo las mismas pautas que utilizo habitualmente. De hecho no hay pautas.


"Sputnik F11" ya me parecía en su día la tapada del disco, y en directo me parece igual, un tema como que quiere ser discreto y es un cañón. Después vendría "Prostitución Española" y la frenética "Maniac". Para entonces, ya habíamos entrado en calor. La recta final de la actuación comenzaría con la maravillosa "Friday i'm in love" a la que dotan de un rollo muy especial y los dos temas para cerrar "Brown eyed eyes" con la que siempre me lo paso como un enano, y para irnos "Ruido de sables" de los MCD, tema ya de por sí fácil de retener en la memoria, y única incursión como vocalista de Delfo ( ...se tendría que prodigar más, pienso) para el broche final de su actuación, acompañada por el cántico alegre y ya tradicional de los incondicionales ( ..' hijos de p..')


A continuación, y tras los minutos para hidratación y otros asuntos del alma, llegaron Puraposse.
Sonaban los primeros segundos de "Tratas" cuando volvía al interior y lo primero que me llamó la atención fue el sonido. Esa agresividad, como contradiciendo desde el segundo uno su propio nombre . De pose, absolutamente nada. A continuación, "Prejuicios", en lo que será una constante de los siguientes temas, un ciclón sonoro que te arrolla. En ese punk como metalizado que practican solo cabe la opción de que te subas e intentes salir airoso de la experiencia. "1312", "Amistades peligrosas", uno a uno fueron cayendo cómo auténticos misiles los siguientes temas.


Para cuándo sonó "Intoxicate" la pista era ya un pequeño delirio de cervezas volando, miembros de Bestiaparda por los suelos,
(No os olvidéis de ese nombre), inventando un nuevo concepto, " el pogo gusano". Paroxística punk en todo lo alto. Momento estelar. Una vez comprobado por parte del cantante que no había víctimas mortales, se prosiguió con el asunto. Y siguieron sin inmutarse, y a este humilde juntaletras, le llamó especialmente la atención "Aún quedan balas", un ejercicio punk más sobrio de lo que es habitual en ellos y con una letra muy potente. Vendría después "Posser" y "Muñeko de Acción", verdadera descarga eléctrica en los genitales. Un trallazo.


Cerrarían el bolo con "Pinceladas", otro cañón marca de la casa, donde si te descuidas te peinan el flequillo ( un servidor no se ha de preocupar, por suerte, por el suyo, es cosa del pasado).

A modo de pequeño resumen final, agradecer una vez mas a los músicos su gran desempeño, una grata sorpresa, Puraposse, que son más bien pura energía y pura actitud. Gracias a los Malos que siempre es un placer compartir ratos con ellos, y como no , gracias a la Masía por tratarnos siempre de 10...

Texto: Edu Bestia
Fotos: Manuel Alferez