Rockejat 2019
Torrent, Valencia


19/20.07.2019
Torrent, Valencia


De todos los festivales que había en la Comunidad Valenciana este fin de semana, 4evervalenciaferst, FIB de Benicassim, La Gran Nit, SBA Festival de Alzira, la nit del Rock de Albalat dels Sorells y alguno más que se me escapa, para mí el mejor y el que no me perdí porque la oferta era Punk, Ska y Rock, la música con la que más a gusto me encuentro, fue el Rockejat 2019.

Por tres razones prefiero el Rockejat a otros festivales, de menor a mayor: está a diez minutos de Valencia, todas las bandas son producto nacional o local y lo más importante, es un festival para todo el mundo (ósea para los que somos pobres) porque es ¡gratuito! Vamos, el mayor festival de verano ¡por la cara!

Los dos días que pasé en el parc central de Torrent fueron de armonía y concordia y eso que estuvo lleno hasta la bandera, además de tener una organización del evento deliciosa.

En cuanto fotografiar a las bandas, otros festivales te imponen número de canciones y que les envíes fotos gratuitamente, esto segundo no me importa pues yo no vivo de esto y es habitual que regale mis fotos, pero no me gusta que me obliguen a ello. En el Rockejat con ninguna banda me pusieron coto, fotografié sin límite a cada una de ellas. Desde aquí doy las gracias al festival y a las bandas por ello. Solo hay una cosa, solo una, que no me gustó (aunque esto es un defecto de todos, absolutamente todos los festivales) la carencia de mujeres músicas en él. Este año hubo 2 mujeres por 45 hombres. Esto tiene que cambiar, los promotores deben programar más bandas de/o con mujeres, porque hay grandes músicas que nos estamos perdiendo en este país. Y dicho este apunte, pasemos a lo que fue el festival.

No Regrets

Mojinos Escozios

El viernes día 19 abrió el festival No Regrets, una joven banda local con gran trayectoria, dos LPs y dos EPs lo avalan. No era la primera vez que los escuchaba y fotografiaba, aunque faltóSergio uno de los guitarras, Pasqu, Adrián y Aaron hicieron que la gente viviese el concierto con imaginación, creyendo en lo que veían sus ojos y percibían sus sentidos, buena cuenta de ello fue el pogo que se formó. Estábamos escuchando Punk Rock.

Los segundos, Mojinos Escozios.


Los de Marras

Sinkope

Los De Marras, terceros en la lista, son seis hijos de varios pueblos valencianos. Hicieron de la noche un deseable festín de percepciones a las que se prestarían enfrentando el ingenio con la verdad; no en vano hacen “guarrocanrol” desde 1995. Sus canciones hablan de problemas sociales, políticos o personales, aglutinan deseos y anhelos para que podamos convertir esta sociedad en una mucho mejor. Soy fan incondicional de ellos.

En cuarto lugar, Sínkope, cinco músicos extremeños que, con 28 años de carrera musical, hacen de sus canciones tremendos fuegos gestados a partir de la poesía que engrana con capacidad las sensaciones que Vito, su cantante, nos recita. Se despidieron con un ¡Viva La República! Algo que la mayoría pensamos.


Cerrando la programación del viernes,  Blau Llampec, banda local que, con una de las dos únicas mujeres de festival, hicieron que su magnetismo fuese un medio eficaz para que la tristeza del final de la noche se convirtiera en fusión y gozo del personal. Tienen un EP, “La doctrina del shock”. Sus letras combativas demuelen los estímulos personales para convertirlos en colectivos.  

No he sido yo de festivales porque me pasaba el año entero fotografiando conciertos, dos o tres a la semana. Uno, estaba de música hasta el gorro, eso sí, cubrí el primer FIB para la Cartelera Turia y prometí que no volvería si no metían bandas de Punk, Ska, Rock o Metal, y de momento no lo han hecho.

Blau Llampec


El sábado 20 inició la fiesta Rechina, banda local compuesta porJesús, Germán, Santiago y Óscar. Con ellos nos auto-sumergimos en un tumultuoso fluido furioso, con ardoroso entusiasmo. Tienen un disco que sacaron en 2018 “Encuentros y arrumacos”.
El corazón me latía con violencia, estaba a punto de ver a “Pipi”, ex Ska-p. “La calle le hizo fuerte, allí se rebeló y es que, tío, no hay dinero. ¡Es un gato obrero!" Quien me iba a decir a mí que lo iba a escuchar y fotografiar cantando El gato López.

Rechina

The Locos

La máxima capacidad de la existencia es la perspicacia, “Pipi” la hace saltar y nunca mejor dicho, en cada una de sus canciones. Es un artista del disfraz, ya en Ska-p lo hacía, con chaqueta y falda, vestido de cura, de jugador de béisbol, con gorrito de baño y salvavidas (que regalaría a un jovencísimo fan a brazos de su padre) y, si yo que dudaba o no, vivir a cámara lenta con él en el escenario decidí que no, aunque me saliesen las fotos desenfocadas (cosa que pasó y mira que es difícil con una cámara autofocus) tenía que bailar y así lo hice y me divertí mucho. Creo que coincide con su anterior banda en el Festador, bueno pues los volvernos a ver y a disfrutarlos. Por cierto, otra de mis bandas favoritas también toca en el FestardorMantequilla Voladora, también la veremos.


A Reincidentes los vi y fotografié en la sala República de Valencia y no acabaron de gustarme, seguramente fui yo que tenía la moral poco armoniosa, porque señoras y señores que pedazo de concierto que se marcaron los de Sevilla.

Fue un acople global de deseos, de expertos músicos de espiritualidad obrera. Reincidentes utilizan la música como utensilio común de esa hipertermia inventora, que hierve en todas sus concepciones musicales del Rock, son muy grandes.

¿Hoy no te vas a subir a cantar?” oigo que dice Fernando, cantante y bajo del grupo a un fan supongo. Era Txua, voz y guitarra de Desconcierto y director del programa televisivo “Que el Rock no pare” en fin, todo un musicazo valenciano cantando “La Republicana” con los andaluces. Fue un desenfreno inagotable, que bien me lo pasé.

Reincidentes


De Sevilla a Asturias, los cuartos en tocar Mala Reputación. La luz pálida de los focos hacía que a la cámara le costase medirla, así que decidí escuchar más atentamente. Los cuatro asturianos nos deleitaron con un eufórico acoplamiento entre su música y nuestras mentes, no estábamos cansad@s y queríamos una buena dosis de Rock, así nos lo dieron, con las canciones de su nuevo disco "El Arte de la Guerra" melodías fértiles y persistentes, atrayentes y mágicas que hicieron de la calidad noche una sutil complacencia con tod@s nosotr@s.  

Mala Reputación

Tonirito Lere y La Bona Band


Me sentía triste, hacía mucho que no iba a un festival y me daba pena que acabase, pero Diegachu, el Jou, Rubén y Mayka (la otra mujer del festival) ósea, Tonirito Lere y la Bona Band, hicieron que con el final de fiesta muestras cabezas dinámicas y fortalecidas por las bebidas energéticas que habíamos tomado cogieran un feroz, profundo y ardoroso entusiasmo de nuestros deseos, que no eran otros que “Rock del bó”.


Las energías de los temperamentos artísticos de las nueve bandas que este fin de semana nos sedujeron en el festivalRockejat 2019, refluyen en los cerebros de las tres o cuatro mil personas que allí estábamos, el genio infatigable de ellas y la fecunda tensión con que las vivimos. Pongo a Lou Reed por testigo, que volveré el año que viene. ¿Cómo que si volveré? ¡Ya te digo!

Texto y fotografías: Iziar Kuriaki.