Santiago Campillo & Buddy Whittington + Rodeo Rose
Rocksound - Bcn


10.10.2017
Sala Rocksound - Barcelona


Hay un linaje de músicos que merece mi más profunda admiración. Una estirpe a la que no se le caen los anillos a la hora de hacer kilómetros y kilómetros para llevar su pasión por la música a todos los rincones posibles. Santi Campillo, Buddy Whittington, Dani Mora y Mini Drums pertenecen a ella.
Pero vallamos por partes; acertadísima la elección de la perla musical de Terrasa, los Rodeo Rose tuvieron la oportunidad de mostrar a un público muy exigente el altísimo nivel del que hacen gala.


Cuarenta minutos de rock sureño de octanaje. Una dupla guitarrera de lujo formada por Roc Calvet y Jordi Pleguezuelos que durante ese corto espacio de tiempo dieron un auténtico recital ganándose el beneplácito de un público que poco a poco iba llenando la sala.


La expectación era máxima y la sala prácticamente había completado su aforo cuando la banda tomo posiciones para comenzar con el recital.
Un “Hideaway” descomunal sirvió como carta de presentación a lo que se nos venía encima. El público que asiste a este tipo de conciertos no se deja llevar por las pasiones con facilidad, publico que escruta en profundidad lo que está viviendo y que una vez convencido que lo que está recibiendo tiene los cánones de calidad apropiados es cuando se desata y disfruta del show con una pasión desbordante. Y a tenor de lo vivido esa noche el público que asistió al concierto salió completamente complacido. Y es que no todos los días tenemos la oportunidad de asistir a un concierto tan especial donde se lleva por bandera la calidad y la honestidad.


Buddy cantó como los ángeles y en la interpretación de temas como “Black Cat Bone”, Minor Blues” o “Same Old Blues” mostró una plenitud vocal francamente envidiable. Las guitarras sonaron como un misterioso mecanismo que transparentaba una magia casi exótica. Se puede sostener que Santi es uno de los mejores guitarristas que ha dado este país, solo por el hecho de poder tratar de tú a tú a un guitarrista como Whittington ya lo alza como un músico excepcional. Sin duda Santi multiplica por muchas cifras la capacitación que mostró en sus inicios.


Dani y Mini Drums formaron una base rítmica de dibujos animados. Pese a su juventud se revelan con un oficio y destreza a la altura de muy pocos.
El Tren de las 16”, “Help Me Through The Day” o “I Love You More And More…” sirvieron para deleitarnos con un duelo de guitarras épico que tardaremos mucho en olvidar.
Jackboro Highway” y una gloriosa “Ruta 66” sirvieron para dar por finalizado un concierto que excedió con mucho las expectativas y es que cuando la música se lleva en el alma los resultados no pueden ser más que majestuosos.

Esta sí que es una buena forma de empezar la semana, poco importa que al día siguiente el despertador suene a las 7 si lo que te llevas a cambio es una experiencia musical de este nivel.
Las guitarras hablaron y convencieron, creando un espacio de hermandad y fraternidad en una pequeña sala que por un momento se convirtió en la república independiente del blues.

Texto: General Lee
Fotos: Dimoniet Vermell