"Stiff Cats"
Bar Lips - BCN


14.02.2016
Bar Lips - Barcelona

La grisácea acera frente al ciento ochenta y tres de la barcelonesa avenida Mare de Deu de Montserrat, éste pasado catorceavo día del mes de febrero como casi siempre, se hallaba tomada por metálicas monturas cuyos jinetes entraban y salían del Bar Lips. Al ritmo de unas notas y una voz que llegaban hasta el exterior surcando el solariego ambiente del interior, incluso sorteando recuerdos musicales y moteros de sus paredes de extraordinario “Gob rock, psychedelic”. 


Stiff Cats”, compuesto por Pablo Rojas, bajo y melódica; Matan Neushtan, batería; Richard Amor, guitarra, y Emily Johnstone, a la voz, apostados delante de la estantería repleta de buenos vinos del fondo del local, el grupo, lejos de “Slide Away”, asentó bien sus bases. Con la sensual y profunda voz de su vocal, Emily, iniciaron un concierto rayano a las dos horas, con descanso incluido, donde la psicodelia de sus temas propios y el tributo a Jimi Hendrix, transportaron a todos a una burbuja de sexualidad e irrealidad. No a una ficción, sino a una quimera donde el bajo y la melódica de Pablo llevan en volandas hasta un páramo donde la humedad asemeja finas y amplias gasas arropando al son del rasgado de Richard


Un sonido, el de su guitarra, capaz de crear habitantes imposibles y maleables al ritmo de unos bombos y platillos acariciados, más que golpeados, por las ávidas manos de Matan. Aportando esa claridad oscura que ensalza el paisaje mientras la voz y la increíble belleza de Emily se aúnan provocando a soñar y vivir con la dureza de la realidad apoyada en el amor. 

A creer en paisajes cuyo aroma lleve consigo el sabor a “Peach Punch” y la brisa envuelva al son de “Tramadol Love Song”, en pos de aquella “Red House” donde los sonidos pueden aparentar una “Murder Song” que provoquen una única respuesta, “I feel”. Anhelando un irreverente “Serotic Love” capaz de convertir a cualquier ser en “Urchin” lanzado a “Swin” en esa atmósfera irreal, salteada por el ruido de los platillos de las tapas. El repiqueteo del cristal tras los brindis y el disfrute compartido de todos aquellos que asistieron a escuchar y sentir, en el siempre eterno terreno del rock, Bar Lips, al grupo “Stiff Cats”.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alférez