The New Roses
Sala Rocksound - Bcn


20.04.2017
Sala Rocksound - Barceloona


Muchas ganas le tenía yo a los germanos desde que un muy buen amigo me habló de un concierto de ellos al que asistió en la puerta de Brandeburgo. Mi amigo salió totalmente fascinado de ese concierto y me puso los dientes largos. Esto, unido a que los dos discos que han editado hasta el momento son dos auténticos cañonazos y que lograron pasar el filtro de Mr. Simmons para telonear a Kiss en su gira europea los convierten en una banda muy apetecibles para el que escribe.
Hace dos años ya planeó una gira de esta banda por tierras hispanas pero los atentados de París y el férreo control al que fueron sometidas las carreteras del país vecino hizo que la banda acabase renunciando a girar por la piel de toro en espera de tiempos mejores.


Y esos tiempos han llegado y los teutones se presentaron en una sala Rocksound que sorprendentemente no protagonizó un lleno absoluto. Y digo sorprendentemente porque tanto el nivel de la banda como el precio de la entrada (8 miserables euros) hacia intuir un lleno a rebosar que no se produjo. A pesar de lo cual la asistencia fue muy digna llegando a los tres cuartos de entrada.
La banda sonora de El bueno, el Feo y el Malo de Ennio Morricone marcó el inicio del concierto a la que sin pausa alguna le precedió un riff atronador de “Thristy”, toda una declaración de intenciones. Sin respiro las demoledoras “Gimme Your Love” y “She’s Gome” empezaron a desentumecer los músculos de los rockeros que no perdían detalle del show.


Como me iba comentando el socio con el que ví el concierto, esta banda no ha inventado la rueda, tienen varias influencias, pero todas ellas son buenas. En ellos se puede apreciar claramente el influjo que bandas como Kiss, Hellecopters o Hanoi Rocks han ejercido sobre ellos, aunque su música va mucho más allá. Por momentos te recuerdan a Zeppelin, Sabbath e incluso aparecen influencias de rock sureño, classic rock o Sleaze.
La banda está perfectamente compenetrada, la voz de Timmy Rough es realmente fascinante, voz rota que por momentos recuerda a Tom Keifer que le da a la banda un punto de autenticidad, El carisma que exhibe Hardy al bajo es imponente, todo ello es perfectamente complementado con unas composiciones que muestran una calidad que es incontestable.
El show siguió por los derroteros previsibles, una banda totalmente entregada y un público que poco a poco iba cayendo bajo la inducción de sus temas.
Con temas como “Whiskey Nightmare” o “Medicine Man” derramaron una intensidad aplastante sobre los tímpanos de un público que para ese momento ya estaba entregado a esas magnificas melodías.


Hubo tiempo para presentar alguno de los temas que pertenecerán a su próxima obra y si el nivel es el que ostentaron en temas como “One More For The Road” nos espera otro álbum de empaque.
Inflexibles hasta el final, nos obsequiaron con una traca final de órdago. “More Than a Flower” y sobre todo la impresionante versión del clásico de Bob SegerOld Time Rock & Roll” pusieron punto final a una velada en la que The New Roses destilaron una convicción feroz, contagiando su excitación a un público que abandono la sala convencida de que había asistido a una gran noche de rock and roll.

Texto: General Lee
Fotografías: Manuel Alférez