Tribut a L´Asier
Sala Luz de Gas - Bcn
Heroes de Leyenda + Cadena de Favores + Rock & Rios Band + The Plotters on Mars


26.09.2016
Luz de Gas - Barcelona

Principio, siempre habrá, porque todo es parte de un camino, de un largo itinerario de innumerables cruces e incontables orígenes que, a su vez, forman parte de otros caminos. Sin metas pero plagados de objetivos e ilusión que llevan, como dijo Antonio Machado, a hacer camino al andar. Con cortos y aprensivos pasos iniciales, largas y firmes zancadas después para, sin detención, continuar dejando huellas juntas e inestables ayudadas de un bastón, pero imparables porque, camino y principio siempre hay. Algunos, extremadamente pendientes y traicioneros cuya extrema agresividad no amilana ni impide caminar, porque no hay inicio ni final, sólo senderos de los que disfrutar, incluidos aquellos que asemejan distanciar y alejar. Travesías aparentemente aisladas en las que, a buen seguro, el eco de las pisadas guían y acompañan a quién querría verlas convertidas en zancadas. Como las marcadas huellas de Asier Sorroche Herreros, siempre acompañadas de su eterna sonrisa tenaz que, aunque ahora invisible, se pudo ver y sentir el pasado día veintinueve de septiembre en el “Tribut a l’Asier”. Organizado por “L’Associació Actúa” en la Sala Luz de Gas, de la siempre layetana ciudad, que, como las bandas, “Rock & Rios Band”, “Héroes de Leyenda”, “The Plotters On Mars”, el grupo “Cadena de Favores”, y todo el personal necesario para organizarlo participaron de forma completamente altruista. Con el fin de recaudar fondos para diferentes proyectos de investigación en la lucha contra el cáncer infantil llevados a cabo en el Hospital Sant Joan de Deu.

Y, desde luego, para compartir, durante unas horas de buena música, la imborrable y siempre presente sonrisa de Asier, representado por sus padres, familiares y amigos, además de por una considerable cantidad de personas comprometidas que, esa noche, tuvieron que esforzarse para convertirse en público. En ese respetable ávido que espera y desea cualquier banda que ascienda a un escenario y que, Eva Campabadal, conductora del evento, consciente de la paradójica situación, consiguió, poco a poco, a ayudar a convertir. Presentando, tras rememorar al pequeño Asier y constatar la necesidad de eventos como el “Tribut a l’Asier” para intentar paliar la falta de inversión gubernamental en la investigación para salvar vidas infantiles, .a “The Plotters on Mars”, David Bochaca, bajo; Marc Sala, batería; Mónica Bravo: voces; Enric Cardús, guitarra y voces; Josep Lluís Guerrero, guitarra y voces; Marc Forés, Piano y voces. Comenzando su particular tributo a David Bowie, con un oportuno “Space Oddity”, al que siguió “The Man who sold the world”, quizá buscando una excusa, una explicación a la inexplicable necesidad de actos como el que se encontraban. Lanzándose al sueño de “Absolute beginners”, riéndose del mal sin ánimo de rendirse en un “Let’s Dance” que aunó al grupo y el público en una huida “Under pressure”, bajo esa presión inevitable que empuja al “Modern Love” convirtiendo a todos en “Heroes” sólo por un día. Valientes capaces de apreciar el buen hacer de “The Plotters on Mars”, casi fotocopiando la base musical de cada una de las canciones dando pie a que los asistentes comenzarán a dejarse llevar por la brisa perenne que citó Willian Blake, "quien la alegría besare en su aleteo, vive en el alba de la eternidad".

 Un crepúsculo perpetuo cuyo hálito, tras la obligada alocución y presentación de Eva, comenzó a liberar a los presentes cuando “Héroes de Leyenda” llenaron la emblemática sala con su Tributo a “Heroes del Silencio”. Chema, guitarra; Víctor, batería; Fer, bajo; y Manu, voz; comenzaron agradeciendo la invitación a un evento como “Tribut a l’Asier” y se lanzaron hacia los siete temas que tenían preparados, iniciando con  “Entre dos tierras” y “Maldito Duende”, dos de las canciones más conocidas del grupo tributado. Y, con las cuales, no sólo el respetable comenzó a sorprenderse ante sus autóctonos e imparables miembros inferiores intentando seguir el ritmo, sino ante la duda de no encontrarse frente al grupo tributado.

Continuaron con “Mar Adentro” y "Héroe de Leyenda”, canción que da nombre a la banda con Manu mostrando su admiración hacia Chema, cuya habilidad con las seis cuerdas hace olvidar al original, demostrando su virtuosismo ante los complicados arpegios, apoyados, desde luego, en una solidísima base rítmica en manos de las cuatro cuerdas de Fer y la batería de Víctor. Olvidando, Manu, de admirar su propia modulación y registros de voz para conseguir la tesitura de barítono y continuar, tras un -¡¿Estamos todos?!- con “Sirena Varada” y “Oración” antes de presentar al grupo y derrotar por completo la discordante reticencia del público con los solos de cada uno de los instrumentos. Especialmente con el de Víctor, desaforado en el vuelo de las baquetas regalando unos minutos de la más que existencia de unos bombos y platillos capaces de envolver y engatusar más allá de la cadencia. Finalizando con un acertadísimo  “Decadencia”, ese canto al optimismo con ritmo enloquecido, que consiguió arrasar con cualquiera de los muros del respetable estallando en un unánime -¡Otra, otra!-, al que la banda no pudo responder, a causa de la inmovilidad de los tiempos marcados por la sala, despidiéndose emocionados ante la aceptación y ovación de un público tan especial. El cual, tras la nueva presentación de Eva, no pudo por menos que dar un paso atrás, si bien, más que un paso atrás, una nueva toma de realidad ante “Cadena de Favores”. 

.


Marcos Orozco
, percusión; David Manzano, guitarra; y, vocal, Juan González, que conoció personalmente a Asier y a quién debe, entre muchas cosas, el valor para subirse a un escenario y colocarse tras el micro. El primer tema fue dedicado a Asier, provocando que familiares y asistentes no pudieran por menos que reprimir el escalofrío que recorrió sus cuerpos y, el segundo tema, dedicado a su mujer, “La Chica del rellano”, un canto al amor eterno que consiguió reducir el estado emotivo y llevarlo a un terreno más enternecido que, Eva lo sabía antes de presentar al siguiente grupo, quedaría completamente tomado por “simple y llano Rock & Roll”. Como si una ráfaga de aire fresco arrasara la sala, ascendieron al entablado la única banda tributo a Miguel Ríos, “Rock&Ríos Band”.

Carlos Lara, vocal; Paco Miñarro, bajo; Patxi Valtuille y Gsus, guitarra; Juanjo Tortosa, teclista; Luitxi Valtuille, batería. Agradecieron en primer lugar a la familia de Asier su presencia y, también su invitación al evento, antes de lanzarse a un obligado “Bienvenidos” que, citando de nuevo a Machado, hizo descubrir al público que “Hoy, es siempre todavía” y ese todavía, repleto de alegría, aunque a veces amarga, no es otra cosa que el hálito que empuja a continuar luchando. Esa noche, a ritmo del rock&roll imperecedero de “Bienvenidos” con un “gracias por estar aquí” que arrastró con las constantes interacciones de Carlos, canción a canción hacia un estado de arrobamiento que, únicamente la música, la buena música puede transportar. “Generación Límite”, “Caballo llamado Muerte”, “El blues del autobús”, “El río”, “Santa Lucía”, “Los viejos rockeros” y “Rock and roll Boomerang”, en una parábola creada por un siempre sonriente Paco, golpeando las cuatro cuerdas sin perder la armonía y enriqueciéndola con esa gravedad en la que se apoyan las guitarras de Gsus y la de Patxi

Envueltos en una lucha fratricida cuya única meta es la de engrosar y mejorar unas armonías imperecederas que Juanjo, haciendo volar sus dedos sobre el teclado, conoce desde los tiempos de las giras americanas de Miguel Ríos y, Carlos, sin querer encarnarse en él, canta como si fuesen propias. Relegando para el final dos cantos al entusiasmo y la comprensión, “Himno a la alegría” y “A todo pulmón”, que hicieron que el público, ese grupo de personas comprometidas, familiares y amigos se dejara llevar por la emoción de cada gota, de cada idea y de seguir pagando el peaje de ésta ruta de locura. Unidos, no sólo con ese gran tributo que es “Rock & Ríos”, sino entre ellos, aunados en ese gran esfuerzo que supone cada salida y cada llegada, manteniéndose con coraje en una realidad tirana que se ríe a carcajadas. Y que, esa noche, “L’Associació Actúa”, quizá con la frase de Benjamin Franklin en la cabeza, "No malgastes tu tiempo, pues de esa materia está formada la vida", consiguió que las carcajadas y la diversión, si bien algo rotas, se convirtieran en materia de vida e insuflaran un pequeño fondo económico a las investigaciones en la lucha contra el cáncer infantil llevadas a cabo en el Hospital Sant Joan de Deu. Gracias a todos los que acudieron a esa conocida y siempre implicada Sala Luz de Gas, a disfrutar de la buena música de unas más que comprometidas bandas, “Rock & Rios Band”, “Héroes de Leyenda”, “The Plotters On Mars” y “Cadena de Favores”. En un homenaje sincero a todos y cada una de las pequeños víctimas de esa sin razón de la naturaleza en el efusivo y noble “Tribut a l’Asier”.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alférez