"U.K. Subs + TV Smith & The Bored Teenagers"
Sala Apolo 2 - BCN


11.02.2016
Sala Apolo 2 - Barcelona

Swinging (A la moda) no fué, precisamente, la palabra que se podría utilizar para definir el ambiente del pasado día once en la Sala Apolo 2 de la ciudad Condal. Una de las representaciones más claras de aquel movimiento de la clase obrera de los setenta tomó por completo el lugar, “U.K. Subs” y “T.V. Smith & The Bored Teenagers” se apropiaron del local celebrando sus cuarenta años sobre los escenarios y la defensa a ultranza del mal estar social, especialmente juvenil, de aquellos años que, aunque oculto bajo un halo de tecnología y falso bienestar, se ha convertido no sólo inmortal sino en tradicional. 

T.V. Smith junto a The Bored Teenagers, Marc Carrey (Guitarra), Stefan Häublein (Batería) y Jonathan VidalB.B. Quattro” (Bajo) demostraron que, veteranía y juventud pueden encontrarse en el mismo punto aun cuando el paso de los años debería haberlos llevado a posiciones bien distintas. T.V. Smith, en aquellos lejanos años ochenta con “The Adverts” tuvo mucho qué decir y, como demostró, no sólo cantando, sino moviéndose al ritmo de sus composiciones, sigue teniendo mucho qué denunciar. Con aquella incomprensión que le llevó a componer “Bored Teenagers”, o la ironía de “Gary Gilmore’s eyes” y esa queja que le hizo crear “I Delete”, el veterano Punk sigue provocando la necesidad de aunarse a la denuncia que, no por obvia y manifestada hasta la saciedad, ha quedado enclavada en el tiempo.

Un tiempo, el de su brutal espectáculo, apoyado tanto en sus letras y su voz, como en la genialidad de un batería capaz de bombardear con sus baquetas en un manejo del tiempo increíble, en el que se apoya la guitarra. Explayándose en los momentos exactos con punteos que provocan el éxtasis de la concurrencia y el disloque del bajo, el cual finalizó destruido. Jonathan Vidal, totalmente poseído por esa rebelión de “Bored Teenager” se dejó llevar por el ímpetu golpeando su bajo contra el duro suelo del escenario. Mientras T.V. Smith jaleaba la acción exaltando más a un público especialmente joven con crestas llamativas que palió su apoteósica despedida saciando su sed a la espera de “U.K. Subs”.

Éstos, no se hicieron esperar, Jet Storm, guitarra; Alvin Gibbs, bajo; Jamie Oliver, batería; y, al frente, el también eterno Charlie Harper, líder y vocal del grupo desde su formación en aquellos finales de los setenta. Cerveza en mano y trago tras trago, a sus setenta y un años, también aleccionó sobre las formas de subirse a un escenario con el mismo espíritu de cuarenta años atrás. Alzando aquel auténtico movimiento punk que, obviamente, se resiste a perecer no sólo por sus clásicos “CID”, “Warhead”, “Stranglehold” o “New York State Police”, ni por los continuos pogos que conseguían realizarse aún cuando la sala se encontraba atestada. Sino porque el punk vive en voces imperecederas como la de Charlie Harper, o en los dedos de jóvenes y brutales guitarras como Jet Storm, capaz de hacer vibrar con sus largos punteos que parecían no tener fin para deleite de un público, no entregado, sino perdido en la atmósfera reivindicativa y de denuncia de U.K. Subs

Aderezada con los continuos comentarios de Harper a su gallinero, con su entrega del micrófono para compartir estribillos con los más cercanos, aunque no conseguían hacerse oír por encima del coro aunado del resto. Expectante ante esa próxima cerveza entregada por Harper para saciar la evidente sed de acólitos danzantes de pogos, muy alejados todos del término Swinging (A la moda) pues, ni en aquellos años finales de los setenta el punk fue Swinging. Como hoy en día, es un movimiento entendido por muy pocos y apoyado únicamente por esa minoría que, entre otros, tiene como cabezas visibles a los que, éste pasado jueves en la Sala Apolo 2, consiguieron crear un ambiente de rebelión obrera como son, “T.V. Smith & The Bored Teenagers” y “U.K. Subs.

Texto: Yon Raga Kender
Fotografías: Manuel Alfreez