Después de 3 décadas dedicadas al punk-rock, los Vómito cuelgan los instrumentos para dar paso a otros proyectos. Esta noticia nos sorprendía hace unos meses con la grabación de su último disco en directo “Nocturnidad, Premeditación, Alevosía”, cerrando así una brillante e influyente trayectoria, a su vez que una segunda y muy recomendable etapa donde Claus se ha hecho con las voces y con el protagonismo del grupo.

En Barcelona, la fecha para la despedida fue el pasado viernes 2 de octubre. Por la mañana, la banda realizó una charla-coloquio en el Centro Cultural ARTESANTS, situado en la calle Robrenyo nº 50 del barrio de Sants. El acto empezó con la proyección de la primera parte del DVD que acompaña a su último trabajo.

Después, en un ambiente distendido, el grupo se mezcló con sus seguidores para hacer un repaso de lo que ha sido la historia de Vómito, desde los principios cuando estaba Víctor y lo que supuso la explosión de esta música en Euskadi, hasta las anécdotas de su última gira en México y varias cuestiones técnicas de la grabación del DVD.

También nos enteramos de que existió la posibilidad de presentar en directo el CD “Paralizando 13” con Ana Curra y con una banda ampliada para la ocasión. Claus fue el perfecto maestro de ceremonias para mantener a la audiencia en vilo y aprovechó la ocasión para presentarnos su nuevo proyecto INOX, del cual se visionaron sus videoclips y nos comentó que ya están inmersos en la preparación de su segundo disco. Para finalizar, Claus quiso dejar claro que, si bien el grupo como tal ya no va a girar más ni a grabar más discos, están abiertos a seguir dando conciertos esporádicamente si la ocasión y las condiciones lo merecen, aunque ahora se van a centrar completamente en INOX.

Por la noche, en la sala Salamandra 2 de l’Hospitalet, Vómito descargaron su potente directo ante un público entregado.

El guión de la actuación fué el de su último disco, que aprovechaban para presentarnos. Así, después de la clásica intro, el concierto continuó con “Radio Terror” y “Mirando al abismo”. El ambiente se empezó a caldear, el sonido fue impecable y los pogos frenéticos empezaron a difuminar las primeras filas. Un par de temas de “En la zona cero” mantuvieron el ritmo, “Sigo vivo” y “Óxido nitroso” resumieron esta última etapa del grupo, aunque más tarde sonaría el que a mi parecer es su mejor composición de este periodo “Regreso a la escena del crimen”. Mientras, clásicos como “En otro tiempo, en otro lugar” o “En las montañas de la locura” se alternaban con sus más conocidos y esperados temas como “Soy una bomba” o “Ratas de ciudad”.
Se vio al grupo muy compenetrado durante todo el bolo, Josu sacó todo el partido de su guitarra mientras Txitxo nos envolvía con sus característicos acordes. Mención especial para Iban, que dio toda una lección sobre cómo aporrear la batería y empujar al grupo desde la barrera. El concierto se acercaba a su fin con “Fuerzas de seguridad”, aunque “La circulación en el laberinto” nos volvió a poner a tono, conscientes de que quedaba poco.

. Un sentido recuerdo para Víctor en el tema “Escapando de la jaula” dio paso a un final inesperado con “Dicen que no”, “Lucha!” y unos cuantos temas poco habituales del primer disco rescatados para la ocasión como “Ya no hay solución”. Cuando parecía que el concierto había acabado, se despidieron con “Déjame hacerte sangrar”, dejando al público satisfecho y con un gran sabor de boca. Sin duda, una despedida por todo lo alto y un gran recuerdo para los que asistimos. Vómito Never Die.


Por último, no deseo pasar por alto la difícil situación de la escena en Barcelona en estos momentos, donde cada vez menos gente asiste a los conciertos. Seguramente no sea esta crónica el mejor lugar para la reflexión, pero creo que un poco de autocrítica no nos vendría mal para empezar a encontrar soluciones a algo que se está convirtiendo en frecuente. Todos tenemos que poner de nuestra parte o esto se nos muere.

Texto: David Domingo Domingo
Fotografía: Lucas Korneyá, Boigdelamuntanya, Manuel Alférez


Video cortesía de Tonako Rizo