Winterfest IV
Northland + Lèpoka + Drakum + Ravenblood
Razzmatazz 2 - Bcn


03.02.2018
Razzmatazz 2 - Barcelona

Pues nos congregaron este sábado en la sala Razzmatazz 2 con motivo del Winterfest IV, cita anual organizada por ON FIRE. Este año el cartel constaba de tres bandas que habían participado en 2015, 2016 y 2017, y otra más, "Lèpoka", que arrancaban gira ese mismo día y que he de decir que un servidor afrontaba con bastante expectación. El evento empezó puntual, a las 19:30, cosa que siempre es de agradecer, con una banda Epic Death de Cornellà, "Ravenblood", a quiénes les tocó la siempre difícil tarea de abrir el festival. Lo hicieron con mucha energía y con ese sonido suyo tan particular, un death de mucho nivel, donde priman los guturales y la ferocidad de los riffs. La voz y energía de Daniel, su cantante, consiguieron la complicidad del respetable que en ese momento poco más que hacía acto de presencia en la Sala. Contó con la inestimable ayuda de Rose Avalon para uno de los temas, y del buen hacer de una banda a la que se le adivina aún bastante margen de progresión.."Chasing dreams", "Purge", "Pathfinder"... fueron caldeando el ambiente para qué al terminar el respetable ya se hubiese despertado y estuviese listo para lo que venía a continuación...


Para el siguiente asalto teníamos a la banda barcelonesa Drakum. Gran despliegue ritmico de esta banda, mucha contundencia sonora y un sonido con más guiños al folk que la banda precedente, menos guturales y algún guiño al power metal nórdico más clásico. Me llamaron la atención sobre todo "Absynthe", tan oscura y cruda , y por contraste «Introll» , pequeña y deliciosa intro de piano... o la que viene a continuación, "Wall of deadly trolls", que vagamente me recordaba a grupos cómo los fineses Finntroll y su divertida polka metal. En definitiva una banda con mucha personalidad y con una energía y un buen rollo muy aconsejables para este tipo de festivales.


El ecuador del festival se traspasaba con la entrada en escena de Lèpoka. Estos chicos de Castellón son una de esas bandas que han forjado su música sobre los acordes más fiesteros del Metal, aderezados con una buena dosis de instrumentos tradicionales, alcohol y una pizca de locura juvenil. Su repertorio está plagado de referencias alcoholico-festivas, como "Chupito", "Goliardo", o ese himno etílico que es "Yo controlo".
Un gran grupo, todos vestidos de frailes, con violines, ruido y mucha fiesta. Por contrapunto, fuera de los cliches oscuros, o del metal extremo que yo tenia, la gran sorpresa, sin duda, de este Winterfest para mí.


Por último, y como cierre de este cuarto Winterfest, los también barceloneses Northland, formados en 2004, veteranos podríamos decir ya, y que con su muro sónico que bebe del death, hicieron temblar los cimientos de Razz 2. Su poderoso Viking metal, a ratos death, a ratos folk, hizo las delicias de la concurrencia y nos mostró qué tras más de 10 años en los escenarios suena a banda muy compacta. Voces guturales y crudeza rítmica, pueden cambiar a voces femeninas y guitarras que cabalgan. A un servidor le retrotraen a Enfiserum o a los viejos Mithotyn. Un gran colofón a la fiesta.


En definitiva una gran experiencia este cuarto certamen del Winterfest. Grandes bandas ,gran nivel técnico, una muy buena respuesta del público.. y únicamente, por poner un pero muy pequeño, el sonido en general ,fue algo mejorable, por lo demás un lujo haber podido asistir a esta reunión de grandes bandas de origen mediterráneo pero de corazón nórdico.
Agradecimientos a On Fire con Tomás Quilez al frente por las facilidades y su buen hacer. Esperando ya la quinta edición de este Winterfest.

Texto: Edu Bestia
Fotografías: Manuel Alferez