Malos Tragos
"Welcome to Hipsterland"


24.12.2105

Tan solo han pasado un par de años y la banda barcelonesa Malos Tragos vuelve a estar de actualidad con un nuevo disco, “Welcome to Hipsterland” (Maldito Digital 2015), un redondo cargado de rabia y actitud, señas características desde los orígenes del grupo. Desde que Los Malos regresaran de nuevo a la escena en 2012, su actividad no ha cesado y las ganas por ofrecer nuevo material a su público, bien sea en forma de nuevo disco, de videoclip o rescatando este mismo año su álbum fantasma de 1997 “Mundo Perfecto”, dan buena cuenta del dulce momento por el que pasan.

El disco ha sido producido por el cantante Sergio Fuelcore y por Rubén González y ha sido grabado en los estudios 9SÓ de Barcelona. Se nota en el resultado final de las 14 canciones que cada vez logran un sonido más compacto y contundente, así pues los temas forman parte de un todo aunque bajo mi punto de vista, esto acaba jugando en su contra, ya que por momentos dan ganas de avanzar en el disco a mayor velocidad de lo que lo hace el reproductor.

A ritmo de rap-metal empezamos a calentar motores con “Relojes sincronizados”, que bien podría abrir cualquiera de los últimos discos de Def con Dos e incluso Hamlet, con la maquinaria bien engrasada y la voz de Sergio más gutural que de costumbre. Agradecido primer tema donde la innovación del desarrollo se funde con las reminiscencias a su primer compacto en el estribillo.

El disco entra de lleno en un bloque de tres temas donde el punk y el hardcore acelerado y hasta melódico toman posiciones, un estilo que han abrazado con mucha más fuerza y continuidad desde su regreso y que nos recuerda a las bandas de la escena americana o a los discos de los Boikot post-Ruta del Ché. Destaca la canción que da título al álbum, donde se destripa a una Barcelona moderna y sin piedad, donde la corrupción y los intereses financieros mandan sin rubor alguno, aunque bien pudiera tratarse de cualquier gran ciudad del Estado. Cantada en su mayor parte en catalán, quizás es el tema más destacado de la primera parte del plástico.

.

Entre la velocidad de la guitarra de Sergio Fuelcore y la seguridad del bajo de Rubén Mesías en temas como “Mi Nombre”, donde nos brindan un bonito duelo, destaca en todo momento la batería de Delfín Lucea, aunque es en este punto del disco donde se empieza a necesitar un cambio de registro, un poco de aire, que por suerte llega con la que para mí es la joya de este lanzamiento, “Arde el mundo”, donde Malos Tragos recurren a una combinación de riffs clásicos y más reconocibles para el oyente, como si de nuevo hubieran regresado a 1991. Y cogida de la mano llega “Canaán”, de la que acaba de estrenarse un videoclip, tema comprometido con un toque de historia, donde colabora Javier HernándezBoni” (Barricada), habitual en los discos de la banda, bien sea como productor o como colaborador, en este caso hasta como actor en el videoclip. “Canaán” es un medio tiempo agradable y potente, aunque la rueda de acordes y la estructura de la canción sea demasiado reconocible dentro del estilo.

Después de este impass, de nuevo nos topamos con la aceleración, es decir, la velocidad por unidad de tiempo, en una sucesión de composiciones que no aportan nada que no hayamos escuchado antes al propio grupo. Buenas melodías, cambios bien ejecutados, pero con la sensación de estar ante un producto plano que ensombrece injustamente todo lo bueno que hay dentro de él. Aunque temas como “Eres” o, sobretodo, “Decepción” aportan frescura y ayudan a ahuyentar la idea de que este disco no supera a los inmediatamente anteriores. Idea que se aferra cual garrapata cuando escuchamos los dos temas cantados en inglés, “Empty causes” y “Take on me” (versión del tema de A-ha), donde la pronunciación ensombrece la buena interpretación.

El disco cierra con “Algo que seguir”, un pequeño experimento del que salen airosos y que invita a la reflexión sobre cómo en un mismo disco puede existir tanto contraste entre lo que sorprende y lo que no.

En los tiempos que corren para el rock en este país, debe destacarse el trabajo de cualquier grupo que saca un disco al mercado y este caso no es una excepción, se nota que la banda ha trabajado y ha puesto todo el entusiasmo en ofrecer a su público algo nuevo, ha querido dar señales al mundo de que Los Malos siguen aquí, y vaya si lo han conseguido, Malos Tragos han demostrado estar en condiciones de seguir luchando por un sitio en el top ten estatal y cualidades no les faltan, pero bajo mi humilde opinión una selección de temas más exigente y un compacto con 10 pistas en lugar de 14 les hubiera beneficiado más en el resultado final.

David Domingo


TRACKLIST:

01 - Relojes Sincronizados
02 - Chulería
03 - Welcome to Hipsterland
04 - Mi Nombre
05 - Arde el Mundo
06 - Canaán
07 - Piedras tatuadas

08 - Sin Voz
09 - Eres
10 - Empty Causes
11 - Golpes de realidad
12 - Decepción
13 - Take on Me
14 - Algo que seguir